Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chrome entra en iPhone y la tableta iPad de Apple

El navegador de Google ha conseguido en tres años disputarle el liderazgo al Explorer de Microsoft

Entrada a la conferencia de desarrolladores de Google.
Entrada a la conferencia de desarrolladores de Google. EFE

Chrome entra en el ecosistema de Apple. "Ha sido duro", ha reconocido Sindar Pichai, responsable de Chrome. Los iPhone y las tabletas iPad llevarán el navegador de Google que, en tres años y medio de existencia, ha conseguido disputarle el liderazgo al Explorer en Internet. Según Pichai no hay disputa tal, sino un liderazgo claro del Chrome, aunque Microsoft proteste por la medición.

La segunda jornada de desarrolladores de Google, que se celebra en San Francisco, se ha adentrado en terreno en los que la marca es o era minoritaria: el navegador y el sistema operativo, todo por nombre Chrome. Pichai ha contado: "Hace tres años presentamos Chrome para mostrar cómo seria la Web moderna. Mucha gente se rió. Hoy tenemos 310 millones de usuarios activos (160 el año pasado y 70 en 2010)". No hay duda de su crecimiento.

Su Chrome avanza, pero muy poco a poco, porque el peso de Microsoft aún es muy grande en este mercado, pese a que se vendan menos portátiles. Y por otra parte, su propios portátiles, los Chromebook, aunque no dan cifras, se sabe que no es un éxito.

La nube de Google, Drive, también se cuela en el ecosistema móvil de Apple y, por supuesto, en Chrome OS. Además, a partir de ahora se podrá usar sus aplicaciones de oficina (Google Docs) sin estar conectado a Internet. Drive ha conquistado a un millón de personas por semana, según la compañía. Hace poco más de dos meses y medio la presentó y ya está disponible para los cinco principales sistemas operativos de ordenador y móvil: Windows, Mac, Android, iOS y Chrome OS.

A lo largo de la presentación Google ha ido mostrando su poderío en cifras: 425 millones de personas usan el correo electrónico Gmail, 66 de las cien mejores universidades estadounidenses y cinco millones de negocios se han pasado a sus servicios. Ahora Google les facilita aun más la transición con Compute Engine, para que instalen sus aplicaciones en los grandes servidores de la compañía, a la vez que dispara contra los servicios en la nube de Amazon (AWS) y Microsoft (Azure). Compute Engine ofrecerá un 50% más de capacidad de computación por dólar que los rivales, ha dicho la compañía, aunque no ha especificado más.