Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple desvela sus cartas con iPhone 5

El fabricante busca frenar el empuje de Samsung con el nuevo aparato

Un hombre pasa frente al logo de Apple en Shanghai REUTERS

Apple acapara este miércoles, de nuevo, la atención mediática. El fabricante californiano desvela por la tarde en San Francisco si la sexta generación de su teléfono móvil es igual por fuera a su predecesor o si el cambio de diseño será más radical. Filtraciones llegadas de sus proveedores en China muestran, desde hace meses, un aparato más delgado pero con pantalla más grande, un enchufe para la carga eléctrica reducido y la hipotética inclusión de varias tecnologías, como los pagos sin contacto NFC o una nueva tarjeta SIM, un 40% inferior en tamaño a la actual.

Sources: International Data Corporation (IDC)

Un móvil, finalmente, compatible con las redes móviles de cuarta generación LTE y que vendrá equipado, eso es seguro, con el sistema operativo iOS6, que cuenta con el asistente virtual Siri en español. También está garantizado que no llevará por defecto la aplicación de YouTube ni los mapas de Google. El buscador, atento a cualquier movimiento de su competidor, presentó ayer la nueva App de su videoteca, aunque de momento solo para iPhone e iPod Touch, que ya está disponible en la tienda de aplicaciones de Apple.

El nuevo móvil, la invitación al acto indica que podría llamarse iPhone 5, sustituye al último modelo de la compañía, 4S, presentado ahora hace 11 meses con Siri como principal novedad, el día antes de la muerte de Steve Jobs. En este último teléfono, la pantalla podría llegar a las 4 pulgadas frente a las 3,5 pulgadas de su predecesor. Sería, en cualquier caso, más pequeña que la de su directo rival Samsung Galaxy S3.

A pesar de que Apple quiere impedir judicialmente al fabricante surcoreano la venta de casi una docena de móviles en Estados Unidos, a raíz de un fallo judicial que le dio la razón en un caso de violación de patentes, el smartphone superventas del fabricante surcoreano, con pantalla de 4,8 pulgadas, ya fue el más vendido en el mercado de EE UU en agosto.

Una pantalla más grande, de 4 pulgadas, entre las posibles novedades

Algunos analistas calculan que la compañía californiana podría vender hasta 160 millones de la sexta versión de iPhone, que salió por primera vez al mercado en 2007. Una predicción basada en el testimonio del jefe de marketing de Apple, Phil Schiller, que declaró en el juicio contra Samsung que cada nueva generación vendía “aproximadamente lo mismo que todas las anteriores combinadas”. Y es que el mercado de los teléfonos inteligentes sigue viento en popa en el mundo. Las ventas crecieron un 26% en el segundo trimestre en Europa, mientras se desplomaron un 30% la de terminales convencionales, según la consultora IDC. Sin embargo, solo Apple y la plataforma Android sacan tajada. El sistema operativo de Google, por ejemplo, funciona en el 65% de los aparatos vendidos en el segundo trimestre del año, según Gartner.

Sources: International Data Corporation (IDC)

La presentación de Apple llega en unas semanas cargadas de novedades. El pasado miércoles fueron la finlandesa Nokia y Microsoft las que desvelaron sus apuestas conjuntas, Lumia 920 y Lumia 820, móviles equipados con Windows 8 y cámara de 8 megapíxeles, la misma que podría llevar el nuevo iPhone. También desveló sus cartas Motorola, adquirida hace un año por Google, al presentar tres nuevos modelos de sus Droid Razr.

Si busca en Internet información sobre iPhone 5, encontrará la friolera de 146 millones de resultados. Entre ellas, un hipotético servicio de radio en Internet o que el próximo objetivo de la californiana es exterminar la caja registradora. Hoy, a partir de las 7 de la tarde, el consejero delegado de Apple, Tim Cook, se encargará de aclarar qué hipótesis eran las ciertas.