Tecnología
Ciberpaís

El futuro del desarrollador de aplicaciones

Crear una aplicación para móviles es solo una parte de la ecuación para los desarrolladores; la siguiente es que se descargue

Muchos empresarios están interesados en crear aplicaciones para móviles como una forma de generar ingresos para sus compañías. Algo comprensible ya que se prevé que el mercado global de aplis alcance los19 billones de euros en 2015 (frente a los 5,2 billones de euros, aproximadamente, en 2010). En el ámbito europeo, el mercado de aplicaciones móviles fue de 900 millones de euros en 2009 y se espera que sea el mayor mercado del mundo en 2015 con 6,4 billones de euros.

Dentro del denominado grupo EU5 (Alemania, Reino Unido, España, Italia y Francia), , el número de jugadores en teléfonos inteligentes ha crecido un 55% con respecto al año pasado y casi la mitad de los usuarios de un smartphone juegan con sus móviles al menos una vez al mes. Todo esto llevaría a creer que la creación y el desarrollo de aplicaciones o juegos móviles generan abundancia y riqueza. Pero, por desgracia, no siempre es el caso. De hecho, el 85% de todos los jugadores de juegos móviles dejan de jugar al cabo del primer día de descargarse la aplicación. El resultado es que es muy difícil llegar a hacerse rico creando aplicaciones móviles.

Dicho esto, también hay que decir que sí es posible y que tanto en España como en otros lugares hay quien lo está haciendo. El secreto está en entender que el desarrollo de una aplicación es solo la mitad de la ecuación. La otra mitad consiste en crear una campaña de marketing para dar a conocer dicha aplicación y que anime a la gente a descargarla.

La clave para darla a conocer es entender que los consumidores compran, a menudo, productos por razones emocionales más que por la lógica. Por poner un ejemplo: cuando alguien compra un coche deportivo muy caro, lo está comprando por cómo le hace sentir. Pero si les preguntas a esas personas por qué lo han comprado, te darán todo tipo de razones lógicas. Por ejemplo, te dirán que es ingeniería alemana y que tiene un volante especial que mejora la conducción…

Cuando se trata de comprar y vender una aplicación para móviles, la clave es intentar utilizar las emociones para crear demanda. En Estados Unidos, Coca-Cola vende más que Pepsi porque son mejores a la hora de emocionar con sus anuncios. De hecho, en un estudio de investigación, a los consumidores se les dio Coca Cola y Pepsi, sin decirles cuál de las dos había en los vasos. Se trataba de una prueba de sabor “a ciegas”. En esta prueba, la mitad escogieron Pepsi y la otra mitad Coca Cola, indicando que desde el punto de vista del sabor, las dos bebidas son muy similares. Pero más tarde volvieron a hacer la prueba con las mismas personas, y esa vez los consumidores sabían qué marca estaban bebiendo. En esa ocasión, las personas escogieron Coca-Cola el 75% de las veces, a pesar de que la encuesta indicaba que sólo el 50% de ellos preferían Coca-Cola cuando no sabían qué marca estaban bebiendo. La razón por la que los consumidores preferían Coca-cola es porque ésta utiliza mejor las emociones para vender sus productos.

Si consiguen entender por qué las personas compran ciertos productos, los desarrolladores de aplicaciones para móviles podrán usar esa información para crear demanda para sus aplicaciones. Los días de crear una y esperar a que se venda por el boca a boca se acabaron. Hoy sus creadores necesitan invertir tanto tiempo y dinero haciendo marketing de su producto como en desarrollarlo.

Hay varias formas de promocionar las aplis, incluyendo muchas formas tradicionales como la televisión, la radio, la prensa y las vallas publicitarias. Pero una de las mejores y más rentable es utilizar la publicidad móvil. Los anuncios para móviles son banners que aparecen cuando estás visitando una web a través de tu móvil.

La gran mayoría de las personas no hacen clic en los banners móviles, pero el empresario inteligente entenderá que si 100.000 personas que ven un banner móvil y al menos el 1% hace clic en él, entonces es que hay mil personas que están interesadas en comprar su aplicación. Para los creadores de aplis que tienen la seria intención de crear demanda para sus productos, es un buen ratio.

Si no se dispone de presupuesto para gastar en publicidad para móviles, siempre se puede crear demanda a través del boca a boca, las relaciones públicas y la comunicación y otras alternativas más baratas. Pero el sector está cada vez más concurrido, así que la mejor estrategia es asegurar destinar parte del presupuesto para promocionar una app, y no sólo para desarrollarla.

Jamie Turner, ponente en la tercera edición del BDigital Apps, es coautor del libro Mobile marketing.

 

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Cuatro colegios de ingenieros, contra la homologación de títulos

Industriales, aeronaúticos, agrónomos y navales creen que el plan de Educación no soluciona sus problemas para contratar fuera

Gala de los Premios Ondas 2014

Los mejores momentos de la gran gala de entrega de los Ondas desde el Gran Teatre del Liceu de Barcelona

Una magia para todos los públicos

'Magia por Benín', una convocatoria solidaria con el país africano, de ofrece la posibilidad de ver actuar juntos a jóvenes ilusionistas

Otro modelo de autenticidad

La texana Annie Clark presenta hoy en Madrid su cuarto disco en solitario

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana