Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tom Tom irrumpe en la guerra de mapas

La firma holandesa lanza una plataforma en la nube con sus servicio de localización en la nube

La oferta se completa con un kit de desarrollo e interfaces de programación para iOS, Android y Java

Un GPS de automóvil fabricado por Tom Tom
Un GPS de automóvil fabricado por Tom Tom

Tras Nokia, Tom Tom. El fabricante holandés, cuyos datos nutren buena parte de los mapas de iPhone y la tableta iPad, quiere que los programadores creen nuevos servicios y aplicaciones para consumidores y empresas basándose en su cartografía y sistemas de navegación. Dos días antes hizo un anuncio similar Nokia.

Tom Tom ya ofrece sus aplicaciones en los ecosistemas iOs (Apple) y Android (Google). Ahora va un paso más allá con una plataforma de servicios de localización (LBS) y el portal para desarrolladores”. LBS da acceso a sus servicios de localización y navegación de alta calidad. En el portal se descargan diversas herramientas para crear aplicaciones web y móviles (de gestión de flotas, planificación de rutas, gestión del tráfico, análisis geoespacial...), utilizando interfaces de programación (API) y kits de desarrollo (SDK) con su documentación correspondiente. De momento, para iOS, Android y Java. El uso es libre, salvo si es con un objetivo comercial. Entonces está sujeto a licencia, que varía en función del uso, volumen y la plataforma de destino.

El movimiento se produce el mismo día que The Wall Street Journal desvela que Google ya prueba su nueva app de mapas para los aparatos móviles de Apple. El fabricante californiano prescindió de ella en septiembre, incrustada en iPhone desde 2007, para desplegar su propia cartografía. El lanzamiento fue un fracaso.

TomTom es unos de los principales recursos que Apple Maps emplea, pero no es el único. Hay una veintena de empresas que lo completan. Ahora todas ellas y otras podrán servirse de los datos de la holandesa para mejorar su oferta. Y ampliarla a los aparatos que funcionan con Android y Java.

“En respuesta a la creciente demanda de datos y servicios de alta calidad, Tom Tom ofrece ahora una solución completa y sencilla para añadir inteligencia de localización a las aplicaciones", afirma Dan Adams, vicepresidente de Servicios de Localización e información.

Hubo un tiempo en que esta empresa vendía navegadores como rosquillas. Hasta que apareció el smartphone, que los incorpora de serie o más baratos. Ahora la compañía busca nuevos ingresos a través del software, como ya viene haciendo, pero abriéndose a la comunidad. “El lanzamiento de la plataforma LBS marca un antes y un después en este área, ya que ahora podemos ofrecer a los desarrolladores un servicio en la nube con contenidos de localización accesibles en todo el mundo”, añade Adams. Otros negocios de la holandesa son los sistemas de navegación integrados en los vehículos, que llevan los Renault, Mazda o Ford, y los servicios de gestión de flotas.

Nokia lanzó la semana pasada Here, su aplicación de mapas sociales
Nokia lanzó la semana pasada Here, su aplicación de mapas sociales

Navteq (Nokia), TeleAtlas (Tom Tom) y Google son los tres grandes proveedores mundiales de mapas digitales. Dos de ellos, los europeos, se abren casi obligados a la economía de la colaboración. El dominio de la cartografía da poder, ellos lo han perdido y lo quieren recuperar. Si si no es a través del hardware, será de la programación.

Nokia era el principal vendedor de móviles. La firma finlandesa perdió sus 14 años de reinado la pasada primavera. Con la llegada del otoño, aliada con Microsoft, trata de sacar tajada del resbalón de Apple. Here, su nuevo servicio de mapas, será una aplicación gratuita en iOS y en enero llegará a Android. También estará disponible en Firefox OS, el sistema operativo que impulsa la fundación Mozilla y Telefónica, entre otros, pensado para smartphones de bajo coste. Los teléfonos Nokia llevan integrados los mapas desde 2010. Una decisión que ya entonces fue un duro revés para todos los fabricantes de navegadores GPS, Tom Tom entre ellos. Ahora ambas compañías europeas se cuelan en el territorio de los estadounidenses. La competición sigue abierta. El dominio del mercado del móvil está en juego. Mapas y servicios de localización, una de las claves.