Tecnología
Ciberpaís
FERIA ELECTRÓNICA CES 2013

El mal ejemplo de Angry Birds

Los creadores de aplicaciones piden más transparencia y comunicación con los usuarios

Presentación de la herramienta educacional de Sesamo Street. / David Becker (AFP)

Antes de que se levante el telón de CES, con todos sus aparatos, mientras pasan asiáticos de un lado para otro del centro de convenciones cargando monitores y plantas para sus stands, la feria abre su ciclo de conferencias. Como no podía ser de otra manera, siendo móviles y tabletas los productos de moda, se analizó cómo es el mundo de las aplicaciones, porque hardware sin software cada vez tiene menos sentido.

Craig Wigginton, analista de Deloitte, condujo un debate que abrió con interesantes cifras, aunque siempre referidas al mercado de Estados Unidos. Un 27% de los norteamericanos tienen una tableta. De los mismos, el 53% la usa mientras ve la televisión. Más del 50%, un smartphone. Vaticinó que el LTE, la telefonía de cuarta generación, despegará en este año. Este hecho permitirá un uso más fluido y práctico de ambos aparatos.

Matt Dorfman, responsable de soluciones móviles de Google, abraza la llegada de este tipo de conexión con confianza, pero cree que no se debe perder el foco en el usuario. “Necesitamos saber más de ellos, conocerlo mejor y atender sus demandas”, expuso.

Vineet Mandera, desarrollador del fabricante de procesadores Intel, cree que el verdadero florecer tendrá que ver con la velocidad de conexión pero, sobre todo, con la imposición del lenguaje HTML 5 (el que se usa para hacer páginas web): “Igualará a los consumidores, no será tan exigente con el hardware”. Otra tendencia que destacó fue la de las grandes pantallas: “Hasta ahora solo se veían en educación o algunos entornos empresariales. Cada vez se van a encontrar más en un entorno doméstico y tenemos que prepararnos para ello”. Al mismo tiempo, destacó dos aplicaciones que han sabido mostrar el camino: Flipboard y Evernote. “La primera por adaptar cualquier contenido a las tabletas. La segunda por enseñar a crearlo y gestionarlo”, expuso.

A John Shapiro, de la empresa de programas Adobe, le preocupa la sincronización entre aparato: “Necesitamos que las aplicaciones gestionen los documentos del móvil, tableta, e incluso televisión a la vez”.

Lo que cada vez sucede con menos frecuencia es el éxito repentino. Dorfman lo tiene claro: “Angry Birds ha sido muy malo para la industria porque se piensa en el dinero fácil. Si alguien repite su éxito, me alegraré, pero no es el ejemplo a seguir, no es tan sencillo. Hay que desarrollar, pensar, promocionar y buscar la utilidad”.

Aunque tampoco pueden hablar muy alto... Google ha tardado bastante en crear sus propias aplicaciones con un diseño unificado para el móvil y la tableta de Apple. Después de mucho insistir lo reconoce: “Los clientes son los que marcan el paso. En Google hemos tardado en tener el navegador Chrome en estos aparatos de una manera fiable y efectiva. A la vez, tardamos en asumir que los usuarios se portan de manera diferente en una pantalla de 3,5 pulgadas que en una de 10, pero ese es el reto, acertar en la adaptación”.

El Estado de California, por ahora, es el único que se ha decidido a exigir a los desarrolladores que pidan permiso a los usuarios antes de tomar sus datos. Aún así, la privacidad es la gran asignatura pendiente en este sector. Bastó con hacer la prueba. Solo dos personas en la sala levantaron la mano para reconocer que se leen los términos de uso antes de instalar una aplicación. “Y eso que estamos entre expertos”, subrayó el moderador.

Shapiro se mostró partidario de acabar con las aplicaciones gratuitas. “Son las que más datos toman del usuario a cambio de ponerle publicidad adaptada, no me parece justo”, insistía. Aunque cree que hay algo peor. “Cuando el registro es a través de la cuenta de Facebook o Twitter, desaparece la transparencia. En ese momento el usuario pierde el control de su propia cuenta”, alertó. Mandera fue más allá, considera que la privacidad en móviles y redes sociales es un aspecto que debe enseñarse desde en secundaria.

Y no, no es usted el único que se cansa de navegar en la App Store o Google Play, en este caso no importa la militancia, en busca de algo bueno. Mandera concluyó: “Descubrir las buenas tiene mérito. Cada vez es más complicado que se queden instaladas después de probarlas un tiempo”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

El Gordo

-----

2º Premio

-----

3º Premio

-----

4º Premio

  • -----
  • -----

5º Premio

  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----

Comprueba tu número

Patrocinio

OpenbankAdvertisement
Avatar
Corresponsal de EL PAÍS en Silicon Valley

Últimas noticias

Ver todo el día

Venezuela renueva poderes en medio de una pugna en el chavismo

La votación de magistrados y otros altos funcionarios se demora porque las facciones de Maduro y Diosdado Cabello no coinciden

“Que se haga justicia porque se iba a mandar a la cárcel a un inocente”

Iñaki González subraya que “salga la verdad” y ahora reactivará su indulto

2,5 millones de huevos fritos congelados al mes

El cocinero Javier Yzuel, de la empresa Food Style, va a crecer por Europa de la mano de Findus

Cuba: la diplomacia del ballet

Durante el castrismo, bailarines y coreógrafos han sido perseguidos o condenados al ostracismo

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana