Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE proyecta limitar la venta de datos por las firmas de Internet

Empresas como Google o Facebook podrían recibir multas de hasta el 2% de su facturación

Las compañías deberán pedir permiso expreso a sus usuarios

Oficina de Google en Nueva York. REUTERS

Las compañías de Internet como Facebook y Google tendrán que conseguir más permisos para el uso de los datos de sus usuarios si finalmente triunfa la reforma que prepara Bruselas para limitar la capacidad de las empresas para utilizar y vender esos datos, tales como los hábitos de navegación por Internet, a empresas de publicidad, especialmente cuando las personas no son conscientes de sus datos se está utilizando en ese sentido.

"Los usuarios deben estar informados sobre lo que ocurre con sus datos ", dijo Jan Philipp Albrecht, un diputado alemán del Parlamento Europeo, que está impulsando la reforma. "Ellos deben tener la capacidad de llegar a un acuerdo consciente con el procesamiento de sus datos o rechazar el uso de los mismos"

Facebook y Google, que fueron los primeros en beneficiarse del tráfico de datos de los usuarios, han estado presionando para frenar la reforma. También otros sectores como servicios de salud, ferrocarril han expresado su preocupación por esta legislación.

Albrecht, un político del partido Verde, tiene previsto anunciar hoy un plan para garantizar que los usuarios de motores de búsqueda y redes sociales puedan controlar qué parte de su datos es vendida a los anunciantes. El informe se basa en una propuesta anunciada por la Comisión Europea el pasado mes de enero para endurecer la protección de datos. El Parlamento Europeo, la Comisión y los países del bloque 27 buscarán un acuerdo sobre estas normas en los próximos meses.

Para las empresas de Internet esta legislación podría tener un efecto escalofriante para su próspero negocio. "Estamos preocupados de que algunos aspectos del informe no son compatibles con un floreciente mercado único digital europeo y la realidad de la innovación en Internet ", dijo Erika Mann , responsable de asuntos públicos de Facebook, quien añadió que el mercado digital es inevitablemente de carácter global, e incluyó los socios importantes de Estados Unidos.

La cantidad de datos online recolectados y vendidos ha crecido rápidamente. Los defensores de la privacidad estadounidenses estiman que un usuario de Facebook puede hacer ganar a la compañía 10 dólares al año haciendo clic en los anuncios, una cantidad considerable si se tiene en cuenta que la red social roza los 1.000 millones de usuarios.

Albrecht también dijo que las autoridades nacionales podrían ser autorizadas a imponer multas de entre 0,5% hasta 2% de la facturación anual por comprometer los datos del cliente, perdiendo o divulgando dichos datos. Sin embargo, políticos de alto rango en el Parlamento Europeo están presionando para que la multa máxima no supere el 1% de la facturación,.

El impulso para regular el uso de los datos viene exigido cada vez más por los propios clientes ya que los consumidores se están volviendo en contra de esta práctica. En diciembre, Instagram, propiedad de Facebook, anunció el proyecto de vender fotos de los usuarios a los anunciantes, pero tuvo que dar marcha atrás tras comprobar como muchos de sus clientes se deban de baja.

Los defensores de la privacidad dicen que las compañías no toman suficientemente en cuenta la privacidad de los usuarios. "Ellos pueden hacerlo si se sienten que sus razones para hacerlo son más convincentes que el derecho individual a la privacidad ", dijo Joe McNamee, un defensor de la privacidad en Bruselas.