Tecnología
Ciberpaís

La crítica alaba a Z10, nuevo Blackberry sin teclado

Se duda de la capacidad para quitar clientes a otros, no de las cualidades del nuevo sistema operativo BB 10 y sus móviles

Pantalla de Blackberry Z10.

Fue como una historia de amor. Tal cual. Como un ‘olvidemos el pasado y volvamos al amor’. Alicia Keys tomó el micrófono y habló como si estuviese tomando un café con una amiga:“Durante un tiempo estuvimos muy unidos. Nada nos separó, pero después, empezaron a aparecer otros chicos, salí con alguno durante un tiempo, pero me has convencido. Vuelvo contigo”. Tal cual. Se refería a su teléfono. Como ella se encontrarán muchísimos usuarios de Blackberry que abandonaron su compromiso con el móvil canadiense.

Puede que fuese por la falta de aplicaciones, porque se quedaba colgada y había que reiniciar o, quizá, porque la cámara ya no estaba a la altura de sus competidores. La cuestión es que Alicia Keys ha decidido darse una oportunidad. Ahora, según dijo, su único amor se llama Z10.

¿Qué tiene de bueno este nuevo modelo? El diseño, especialmente en blanco como el que lleva ella, es muy parecido al iPhone 5, solo que un poquito más ligero y con una pantalla más amplia. La cámara igual de megapíxeles y de definición en grabación de vídeo. Se defiende bien de noche y en interiores gracias al potente flash de xenon, pero no se han quedado ahí en el hardware, sino que incluyen dos joyas inesperadas: un editor de fotografía con filtros, y otro de vídeo. Este último delicioso. Convierte en un videoclip muy aparente casi cualquier sucesión de fotos y secuencias. Story Maker, que es como se llama y viene incluido de serie, es un digno competidor de iMovie.

¿Cuáles son las primeras sensaciones al tomar el teléfono? Un poco extrañas, agradables, pero extrañas. Tiene algo de viejo conocido, pero también de renovación. Conviene leerse, bueno, basta con ver las ilustraciones, los gestos de uso del móvil para no perderse. No son complicados. Una vez que se interiorizan hacen todo más sencillo, pero hay que aprenderlos.

Las dudas sobre si será capaz de quitar clientes a otros, no sobre las cualidades del nuevo sistema operativo BB 10 y sus móviles

Por ejemplo, para ver que se tienen abiertas varias aplicaciones hay que deslizar el dedo desde el borde inferior de la pantalla, después, se cierran las que no hacen falta. Para volver al hub, el centro de notificaciones de redes sociales y gestor del correo, se hace lo mismo pero desde el borde del lado izquierdo hacia la derecha. Es práctico porque se consulta a la vez que se hacen otras cosas, como si fuera una persiana, pero conviene saberlo.

Para una siesta o dormir toda la noche, se tira de la parte superior hacia abajo, se echa la persiana. Adiós notificaciones y ruidos. La pantalla imita un despertador de mesilla y solo interrumpe a la hora que se ha puesto la alarma. Con ese mismo gesto, pero solo hasta la mitad de la pantalla, se accede a los comandos de configuración más comunes: poner y quitar wifi, bluetooth, alarma, bloqueo de rotación de pantalla, o acceder a la configuración completa.

Z10 destaca por su potencia multitarea. Es capaz de tener abiertas varias aplicaciones sin que tiemble. Tras un primer paseo por Blackberry World, su tienda de aplicaciones, se nota el esfuerzo para sumar 70.000, también el intento de tenerlas algo más ordenadas que en los casos de iPhone y Android. Muy bonita la de Weather Channel, con animaciones entretenidas. Todavía no se puede comprobar lo amplio del catálogo de música y vídeo, que tanto subrayaron en la presentación.

Facebook, Twitter, FourSquare y YouTube vienen preinstaladas. No sorprenden con respecto a las versiones anteriores, tanto en esta plataforma como en Android e iOS. Son claras y sencillas. Se centran en cargar rápido más que en hacer un despliegue de recursos.

Al margen de las aplicaciones, el navegador es brillante. Se centra en la carga rápida y lo consigue. Aunque apenas se tenga conexión, el contenido aparece limpio, claro, como en PC. Era una de las promesas previas al lanzamiento y se ha cumplido con creces.

¿Teclear con una mano sin teclado físico? Sí, se puede. Blackberry sabe que sus usuarios sienten adicción por el correo y se han esforzado en mejorar. Basta con configurar los idiomas en que se va a escribir habitualmente para que lo detecte y pase de uno a otro sin tener que tocar nada más. A medida que se teclea, sugiere palabras, o bien por contexto o bien, esto es más interesante, porque va aprendiendo las más frecuentes del dueño del teléfono. Para escoger las sugerencias basta con deslizar levemente el dedo sobre las mismas. Mucho menos invasivo y más acertado que el polémico corrector del iPhone.

La batería, que era uno de los puntos más notables de Blackberry, sí ha salido perdiendo. Puede que sea el entusiasmo por probar el teléfono de forma intensiva, pero la cuestión es que no llega al final del día lejos del enchufe, que era una de sus señas de identidad.

Este primer vistazo, al igual que los del resto de la prensa internacional, es positivo. Se alaba el sistema operativo BB 10 y sus dos nuevos móviles. Las dudas son empresariales. ¿Servirá todo esto para remontar el vuelo? ¿Parará la sangría de abonados? Parece que sí ¿Recuperará a los perdidos? Algunos, como Alicia Keys, sin duda. ¿Servirá para quitar clientes a Apple o Samsung? Ese es el gran reto de Blackberry, antaño número uno de smartphones. 

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Corresponsal de EL PAÍS en Silicon Valley

Últimas noticias

Ver todo el día

Kroos: “Empiezo a cansarme”

El alemán, insustituible en este Madrid, confiesa que siente la acumulación de partidos

Una voz mimada

Memorable concierto de Philippe Jaroussky en el Auditori

Una Nadala de paja llameante

La Fundación Miró encarga a Fina Miralles la tradicional instalación de Navidad

"Bailar es habitar el cuerpo con la mente y el corazón"

El artista estrenará en el TNC una obra sobre fútbol con apoyo del Barça

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana