Selecciona Edición
Iniciar sesión
MWC - Mobile World Congress

Alierta llama a la rebelión

El presidente de Telefónica pide a las operadoras que escriban las nuevas reglas del mundo digital

César Alierta, presidente deTelefónica. Bloomberg

No es un discurso nuevo. Ni es el único máximo responsable de un gran operador que lo sostiene. Pero esta vez, el presidente de Telefónica lo ha dicho más claro y más alto que ninguno. Aprovechando la sesión inaugural del Mobile World Congress (MWC) que comienza hoy lunes en Barcelona, César Alierta ha pedido otras reglas del juego para frenar los nuevos monopolios que se están configurando en la era digital en torno a las empresas tecnológicas y de Internet, que se aprovechan de las redes de los operadores, sin tener que someterse a ninguna regulación, y cuyas inversiones son “absolutamente irrelevantes” frente a los cuantiosos desembolsos que deben hacer las compañías telefónicas.

“Las reglas del mundo digital aún no están escritas”, dijo Alierta en un tono que sonó a rebelión, y a llamamiento para que las operadoras de telecomunicaciones recuperen el liderazgo en el nuevo ecosistema digital, teniendo en cuenta que en el acto compartía intervención con los presidentes de los mayores telefónicas del mundo: Randall Stephenson de la estadounidense AT&T; Xi Guohua, de China Mobile, y Vittorio Colao, de Vodafone.

Sin citarlos expresamente en su discurso, aunque sí aparecían con nombre y apellidos en su presentación, Alierta aludió al dominio absoluto de los que gozan Google, Apple o las redes sociales como Facebook en sus respectivos mercados (90% de las búsquedas de Google o Android e iOS copan más del 90% de los sistemas operativos de los smartphones ), sin que nadie se preocupe de regularlos, mientras que los operadores sufren todo tipo de restricciones normativas, en particular en el mercado europeo. “Algo no está funcionando en Europa"

No obstante, y un encuentro con periodistas posterior a su intervención en el MWC, Alierta reconoció que la Comisión Europea se ha dado cuenta “por primera vez” que ese exceso de regulación ha dejado atrás a Europa en innovación frente a Estados Unidos.”Bruselas parece que está cambiando. Desde junio del año pasado estamos trabajando juntos, y nos han pedido propuestas. Pero vamos muy retrasados. No es normal que la máxima preocupación de los reguladores sea si hay 3 o 4 operadores en Austria, por ejemplo. En EE UU hay tres grandes operadores, igual que en China. Aquí en Europa tenemos 160”, indicó.

Alierta señaló que es “factible” la creación de un mercado único de telecomunicaciones en la zona euro, con un regulador único que vigile la competencia, pero sin normas a priori, como ocurre ahora. “Nos piden que nuestras ofertas sean replicables por otros operadores, nos cobran tarifas de terminación, nos obligan a dar la portabilidad en un día pero a nadie le preocupa que, por ejemplo, que tu no puedas llevarte tus aplicaciones cuando cambias de terminal, porque están sometidas a un sistema cerrado [Android o iOS], o que no se regule la publicidad intrusiva o la invasión de la privacidad”.

“La revolución digital ha creado un ecosistema cuyo status quo actual ha supuesto un retroceso en la libertad de elección de nuestros clientes que se ven recluidos en ecosistemas cerrados al tiempo que han emergido nuevas posiciones dominantes no reguladas, lo que no es bueno ni para los clientes, ni para los desarrolladores y tampoco para el desarrollo sostenible de la industria, indicó.

Insistió en el discurso del parasitismo de los nuevos jugadores de Internet y recordó que las operadoras desempeñan un papel fundamental para el desarrollo de Internet invirtiendo cantidades significativas en innovación -225.000 millones en los últimos cinco años en Europa- frente a las cifras “irrelevantes” de inversión de otros agentes de la cadena de valor

Alierta recalcó la necesidad de reclamar una regulación simétrica para todos sus agentes. “No es sostenible invertir más en terminales que en redes, o pagar enormes cantidades en tasas y espectro al tiempo que se exige mayor celeridad en el despliegue de redes de nueva generación”, dijo. Reconoció, en este sentido, el cambio experimentado en la nueva política regulatoria europea, que plantea un escenario más positivo para el desarrollo de fibra y que reconoce el riesgo que asumen los operadores que invierten, si bien reclamó una mayor rapidez en el cambio

El presidente de Telefónica cree el operador está para dar una respuestas a la demanda de servicios digitales frente “a la consideración de Internet por parte de otros jugadores como un canal publicitario, como un enorme almacén de datos o como parte de un ecosistema cerrado”.

Por otra parte, y a preguntas de los periodistas, Alierta indicó que cree que la economía mejorará en la segunda parte del año, y destacó que las empresas españolas han hecho un gran esfuerzo por salir al exterior espoleadas pro la crisis.