Tecnología
Ciberpaís

Pincha en tu bar favorito desde el móvil

La aplicación Hiveplay permite a los clientes cambiar la música a su gusto

Los creadores de la gramola digital Hiveplay. / BERNARDO PÉREZ (EL PAÍS)

Bares, locales de copas, tiendas de ropa, pizzerías… La aplicación que ha ideado y desarrollado un grupo de colegas de la universidad traslada la antigua gramola (jukebox, en inglés) que se encontraba en los locales a los teléfonos inteligentes. Hiveplay es una aplicación para móviles que permite a los clientes escoger la música que quieren oír al entrar en un establecimiento. "Intentamos poner el siguiente paso en la evolución de la música", afirma Luisja Álvarez, de 25 años, uno de los promotores de esta iniciativa.

La idea fue surgiendo poco a poco, cuenta este emprendedor. "Cuando estaba haciendo la carrera se me ocurrió primero montar una red social que consistiera en una especie de club vip en el que los miembros recibieran de diferentes locales información exclusiva, ofertas, etcétera, así crear una red entre la gente que frecuentara determinados sitios. No se llegó a hacer y entonces se me ocurrió esta idea, que inicialmente consistía en poder cambiar los contenidos multimedia de las discotecas, tanto la música como los vídeos y las fotos que se expusieran en pantallas. Pero al final, con un grupo de colegas, nos centramos en la idea de la música, y a partir de ahí nació la aplicación Hiveplay.

Cuatro de los socios de esta empresa son recién titulados en Ingeniería de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid y la quinta está acabando la licenciatura en Derecho y Economía de la Universidad Carlos III. "La hemos desarrollado nosotros. Si encargas las aplicaciones móviles a otro, no controlas la evolución del producto, sobre todo cuando es algo tan concreto", dice Álvarez, que también ha hecho el máster para emprendedores de la Universidad Complutense de Madrid. La aplicación ya está en el mercado, se puede descargar para iPhone y Android.

Hiveplay, una gramola en el móvil

Entre los primeros establecimientos en los que se puede utilizar esta aplicación están 100 Montaditos de Parquesur, en Leganés (Madrid); el bar de copas Cougar y la pizzería Twin Pizza, ambos en la capital. "Estamos yendo a hablar con los locales, sobre todo con bares de copas que es donde pensamos que puede tener más aceptación, para contarles el proyecto", explica Álvarez. "Y hemos empezado por Madrid, pero ya nos han llamado de Cuenca , Zaragoza y Murcia interesándose por el producto", añade.

Para poder instalar Hiveplay en un local solo hace falta que tenga un ordenador con conexión a Internet. El establecimiento paga a la empresa por tener este servicio y, por lo general, suele tener una lista de canciones entre las que el cliente de Hiveplay puede elegir de entre 250 y 300. El usuario escoge una desde la aplicación de su móvil y la puntúa para que se ponga la primera en la lista de reproducción del local y así suene a continuación.

¿Y los derechos de autor de las canciones? Este grupo de emprendedores ganó una de las inversores de 40.000 euros de la última edición del programa Wayra de Telefónica para start-ups tecnológicas y pueden utilizar para este proyecto los siete millones de canciones con los que cuenta On the spot, el hilo musical que Telefónica instala en muchos locales. En realidad, según explica Luisja Álvarez, de esa gran cantidad de música para Hiveplay solo aprovecha unas 10.000 canciones. Los 40.000 euros les han dado para arrancar, pero ahora están buscando nuevos inversores que confíen en un modelo de negocio muy social.

¿Cuáles son las canciones más solicitadas por los bares para ofrecer a los clientes? Las novedades y los grandes éxitos de pop-rock. "Nuestro objetivo es que se produzca una guerra entre la gente que esté en el bar por pinchar su música favorita", concluye este emprendedor.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana