Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El creador de Captcha se lanza a la enseñanza de idiomas con Duolingo

El guatemalteco Luis Von Ahn idea un sistema gratuito y sin publicidad de aprendizaje de otras lenguas

De izquierda a derecha, Von Ahn y Hacker.

Con 21 años, el guatemalteco Luis Von Ahn inventó Captcha, un sistema para evitar el correo basura que utilizan miles de páginas en Internet. Ser el creador de un proceso que se repite unos 250 millones de veces al día podría sumir a cualquiera en la autocomplacencia, pero el programador no se conformó.

Von Ahn, junto a Severin Hacker, se propone ahora revolucionar el mundo del aprendizaje de idiomas en la Red con Duolingo, un método gratuito y sin publicidad que ayuda a los estudiantes a mejorar su nivel de otras lenguas; además, traduce sin coste distintas páginas de la web y ofrece un servicio competitivo de traducción para empresas.

“Duolingo es una página web para aprender idiomas gratis”, explica Von Ahn (Ciudad de Guatemala, 1979) por teléfono desde Estados Unidos. “Pero, además, es un servicio de traducción más barato y tan bueno como el de los profesionales”, añade. Para quienes quieren mejorar sus idiomas, la página exige primero un registro y después comienza con unas pruebas sencillas para medir el nivel, por ejemplo, de inglés. Desde “¿Cómo se dice niño?” a “Traduce al español She is a girl [ella es una niña]”. A medida que se van superando ejercicios, el sistema permite mejorar en la audición y la expresión escrita. Para quien ya tenga nociones de la lengua, el método puede parecer un poco lento al inicio, aunque unas pruebas permiten avanzar muchos niveles de golpe.

El método, que puede utilizarse en la web y en una aplicación para iPhone, ha cautivado a más de dos millones de personas, 280.000 de ellas en España (el tercer país con más altas, tras EE UU y Brasil). “Es gratis y es muy efectivo”, resume Von Ahn, “pero podemos mejorarlo mucho todavía, ya que por primera vez tenemos estadísticas sobre cómo aprenden idiomas millones de estudiantes”. Sus creadores piensan que podría ser un buen complemento para la docencia en centros educativos.

“Varios colegios en Estados Unidos, Colombia y Ecuador ya están usando Duolingo”. Una de las características de la web es que su uso mejora con el empleo de las redes sociales. “Las personas que deciden estudiar junto con sus amigos, aprenden más”, señala. Por ahora, cuenta con los idiomas inglés, portugués y español. En el futuro habrá chino.

Quienes siguen este método para aprender idiomas traducen en los ejercicios páginas web que algunas empresas han solicitado trasladar a otra lengua. Los propios estudiantes revisan el resultado y votan por el mejor. El texto final es, por tanto, una colaboración de muchas personas, lo que convierte las interpretaciones en “bastante exactas”, según el guatemalteco.

Aparte de cobrar a las compañías por traducciones, Duolingo traduce desinteresadamente el contenido de páginas colaborativas como Wikipedia. “Solo el 20% de la enciclopedia está traducido al castellano”, dice Von Ahn. “Con este sistema se podría traducir casi al completo”.