Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ICANN abre un registro mundial de marcas

La creación de miles de dominios de Internet a partir del 23 de abril provoca nuevas incertidumbres comerciales

El ICANN ha abierto un registro y una base de datos de marcas para evitar los conflictos que empezarán a plantearse a partir del 23 de abril, a raíz del aumento de dominios comunes, como nombres de ciudades y genéricos del estilo "books" o "news". La creación del llamado Trademark Clearinghouse (TMCH) intentará prevenir la posible lluvia de reclamaciones por el registro de marcas a nivel nacional e internacional.

Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), organismo encargado de asignar los dominios genéricos de Internet, amplió el pasado año la posibilidad de crear otros dominios aparte de los conocidos .com, .net, .org, .edu o .gov, entre otros. Visto como una clarificación de Internet, también es una ampliación de su negocio (cobro por registros), pues la iniciativa consiste en crear otros dominios para, por ejemplo, las ciudades (Nueva York, Roma, Tokyo, Madrid, Barcelona los han solicitado...) y también para temas genéricos. Es el caso de .book o .news, que ya han sido solicitados por grandes empresas de Internet como Amazon o Google y que el ICANN deberá otorgar a una o a otra.

"La aprobación de los primeros dominios será en abril, pero no se activarán hasta  julio", explica Joao Damas, unas de las 13 personas del ICANN que se encargan de la seguridad del sistema de dominios. Este consultor portugués de 45 años, afincado en Madrid, cree que el TMCH es una buena solución para las grandes empresas. "Las multinacionales, para evitar conflictos de marcas, tienen que crear un dominio en cada país; y ahora con la apertura de unos mil dominios genéricos más, el registro se les multiplicaba".

Damas cree que, pese a todo, no se solucionarán los conflictos de intereses cuando una marca solo actúe en una zona geográfica, "pero al menos el servicio servirá para informar previamente de esas circunstancias. Y a las grandes marcas, que se gastan millones en registros, les soluciona la vida".

"Las multinacionales, para evitar conflictos de marca, tienen que registrar un dominio en cada país; y ahora con la apertura de unos mil genéricos más, el registro se les multiplica", dice Damas.

Las autorizaciones más conflictivas son las de temas genéricos como '.book' y '.news'. "Hay varios solicitantes", dice Damas, "y además, en el caso de 'books', lo ha solicitado Amazon por lo que han protestado las editoriales. Amazon pretende un dominio cerrado, donde él decida qué puede ir y qué no. Serán los últimos en resolver".

La iniciativa del ICANN aspira a ser un repositorio mundial y a la vez un consultorio en donde el solicitante puede conocer con anticipación si su marca ya existe, en qué países y en qué campo económico. El TMC "es el mecanismo más importante de protección de derechos", según el organismo. "Permitirá a los propietarios de marcas enviar su registro de marca a una base de datos centralizada, antes y durante el lanzamiento de los nuevos dominios genéricos de máximo nivel (en inglés gTLD). "El TMCH es una solución única para proteger la marca en la era de los grandes dominios genéricos".

El TMCH cuenta con la consultora Deloitte y con la computación de IBM para hacer viable el servicio, empresas con las que organismo trabaja desde hace años. "Cualquier persona, compañía o propiedad de una marca puede enviar su registro al Clearinghouse. El TMCH protege a las marcas desde dos vías: con su registro previo y con sus servicios de reclamaciones", informa el ICANN en su página.

La apertura de miles de dominio al más alto nivel significa, entre otras cosas, un reto para las grandes marcas en sus estrategias comerciales en Internet. Según el directivo de la firma Netnames, Ben Anderson, “Internet va a ser reseteado. Desde el 23 de abril se darán más de 20 nuevos dominios a la semana, lo que podría significar más de 800 nuevos dominios en el mercado. La nueva era de Internet significará que muchas marcas necesitan repensar su estrategia en Internet".