Tecnología
Ciberpaís

Thalmic controla los aparatos con gestos

La muñequera MYO ya tiene 25.000 órdenes de compra por 149 dólares

Un chasquido de dedos basta para que suene la música; con girar la mano, el robot que se abre camino por el bosque cambia de dirección; basta levantar un dedo para que el proyector pase de diapositiva. La magia es culpa de una muñequera que se coloca en el brazo y que ha producido Thalmic Labs.

La muñequera, que se llama MYO, ya puede ser encargada al precio de 149 dólares. La empresa promete producirla a partir de 2014 e informa que ya hay encargadas 25.000 unidades.

La muñequera es un Kinect a la inversa. No es el receptor quien capta los movimientos o sonidos, sino que es el cuerpo (con la muñequera) quien informa a los diferentes aparatos de las órdenes que emites con los gestos.

Según informa en su página, la muñequera recoge la actividad eléctrica de los músculos del brazo, que sirve para controlar ordenadores móviles y otros aparatos desde la distancia, y sin necesidad de hilos. Para ello emplea conexión Bluetooth 4.0, que responde a las órdenes de iniciar y parar.

El MYO funciona tanto para Mac como para Windows y puede controlar juegos, navegación por internet, presentaciones, crear música, editar vídeos..de momento, ya que la empresa ha abierto para los desarrolladores una línea de aplicaciones, que servirán para Android e iOS.

La muñequera detecta gestos y movimientos en dos sentidos: actividad muscular y sentido de movimiento en cada uno de los dedos de la mano que lleva el aparato. Cuando el MYO es consciente de  la posición del antebrazo y la mano, comienza a detectar también las rotaciones en todas las direcciones y reacciona instantáneamente.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista interesado en Internet, fútbol y viaje

Últimas noticias

Ver todo el día

La Zona Franca de Cádiz prevé 500 empleos con la compra de Altadis

Tres empresas están interesadas en instalarse en los terrenos de la tabaquera

Corrupción institucional

Se da por bueno que lo que no se puede hacer en términos jurídicos, se puede conseguir políticamente por vías soterradas

La carta que plasma el hartazgo de los magistrados

Un magistrado se quejó en el último pleno de las presiones del Ejecutivo

El portal de transparencia recibe menos de 48 preguntas al día

El farragoso sistema desanima al ciudadano en la primera semana de la ley

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana