Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Amazon compra Goodreads

La mayor web de críticas de libros cuenta con más de 360 millones de reseñas

Portada de Goodreads, la última adquisición de Amazon.

Aunque se hace en solitario la lectura es una actividad cada vez más social. Antes de comprar un libro, ya sea en formato físico o digital, no solo se consultan las reseñas de los medios especializados. También se buscan opiniones de amigos y conocidos de redes sociales o foros literarios. Así es como nació en 2007 Goodreads, una empresa radicada en San Francisco, con 16 millones de usuarios registrados, que acaba de ser adquirida por Amazon. La cantidad se hará pública a finales del segundo trimestre, cuando la empresa tenga que rendir cuentas ante sus accionistas.

Desde su nacimiento Goodreads se ha centrado en las recomendaciones y reseñas de los miembros de su servicios hasta sumar 360 millones de libros con al menos una opinión. En los últimos meses la cantidad de críticas crecieron de manera notable. De 16 millones al mes a 22 en diciembre de 2012.

Bloomberg estima la compra en 780 millones de euros (1.000 millones de dólares) y calcula que han pagado 45 euros por usuario. Amazon ya formaba parte del accionariado de dos competidores de Goodreads: Shelfari, desde 2008, y LibraryThing. La empresa recién comprada era de uso gratuito. Su financiación provenía tanto de los anuncios, muy segmentados por temática y en consecuencia bien pagada, como por comisión de ventas a través de la web ya fuera con Amazon o con su máximo competidor, Barnes & Noble.

A la mayor librería en Internet le interesa tener un soporte propio que no se asocie con la tienda dónde los contenidos les salen baratos, los hacen voluntarios y les permite promocionar sus productos sin demasiado esfuerzo. Así mismo, pueden tomar el pulso sobre los libros con más demanda e interés a través de las listas de “lecturas deseadas” que publican los clientes más intensivos. Enriquecen la experiencia con la inclusión de un extenso archivo con citas de autores y cuestionarios para que los suscriptores pongan a prueba sus conocimientos literarios.

Algunos usuarios acusan a Amazon de borrar reseñas negativas

Amazon, además, lo usará para limpiar su imagen. Algo deteriorada desde que a finales de 2012 se descubrió no solo que desaparecían algunas reseñas negativas de su catálogo, sino que los propios autores daban muestras o incentivos a aquellos lectores que calificasen sus libros con cinco estrellas, la máxima calificación, y lo compartiesen en redes sociales.

Ante las críticas generadas por la adquisición de Goodreads, el actual consejero delegado, Otis Chandler, se ha apresurado a aclarar que su servicio no se deteriorará. E incluye una veintena de ofertas de empleo. "Para los que quieran formar parte de todo esto", matiza.

No es la primera vez que la empresa de Jeff Bezos compra un servicio similar. Imdb, una extensa enciclopedia de cine, es de su propiedad. Mantienen los contenidos a la vez que ofrecen DVD, Blu Ray y descarga digital.

Zappos, dedicada a la venta de calzado es también de su propiedad. En España entraron inicialmente a través de la compra de BuyVip, una web de ofertas por suscripción.