La donostiarra Forvo, entre las 50 mejores webs, según ‘Time’

Con dos millones de palabras en 299 lenguas, "es la guía de pronunciación de idiomas más grande del mundo"

De izquierda a derecha, Israel Rondón y Félix Vela.

En la oficina Forvo Media S.L. de San Sebastián no dan abasto. La noticia les cogió por sorpresa hace dos días cuando leyeron en Time que su pequeña empresa, surgida después de muchas horas de trabajo e imaginación, y años sin cobrar un euro se situaba entre las 50 mejores webs del mundo. A partir de ese instante "las redes sociales han realizado una campaña que nunca podíamos imaginar", señala Israel Rondón, diseñador de páginas web, y uno de los fundadores de proyecto junto a Félix Vela.

"Cuando empezamos era impensable vivir de él, es más, durante tres años ha sido una ilusión porque no veíamos el principio del túnel. Trabajábamos en otras cosas con las que nos manteníamos y le robábamos tiempo al tiempo para sacar adelante algo en lo que creíamos. Luego se sumaron tres personas más", puntualiza Rondón.

La web, de corte educativo, tiene alrededor de diez millones de visitas mensuales y, según sus creadores, "es la guía de pronunciación de idiomas más grande del mundo. Nosotros creíamos que, de un proyecto tan pequeñito como el nuestro, el tráfico mayor sería nacional. Empezamos con inglés, luego español y a partir de ahí se fueron añadiendo idiomas", señala un emocionado Rondón. La plataforma gratuita tiene casi dos millones de palabras en 299 idiomas diferentes. "A mí me resulta curioso que tengamos un grupo de tártaros obsesionados con Forvo".

Los creadores de esta página de idiomas no utilizan máquinas para sus pronunciación, sino que son nativos los que hablan y eso supone que dependiendo de la zona de la que sea el individuo una misma palabra se puede pronunciar de diferentes maneras. "No es lo mismo una palabra en castellano pronunciada por un ciudadano de Valladolid y otro de Medellín, por eso se incluyen ambas y después se sitúan las ciudades en un mapa de Google", señalan en la empresa.

No se utilizan máquinas para sus pronunciación, sino que son nativos los que hablan y eso supone que dependiendo de la zona originaria una misma palabra se pronuncia de forma diferente

Poseen 400 editores en prácticamente todos los países del mundo a los que se les da una clave de acceso de un panel más avanzado y éstos tienen la posibilidad de modificar palabras. "Nosotros no sabemos todos los idiomas y para que la página funcione tenemos colaboradores nativos que corrigen si una palabra no está bien dicha".

Además de encontrar la fonética de palabras en la mayoría de lenguas existentes, los usuarios pueden votar las pronunciaciones que les parecen buenas o malas, colaborando así a eliminar errores y anomalías que se encuentran en otros diccionarios online.

La comunidad de Forvo es actualmente de 255.000 usuarios y han desarrollado una aplicación para iPhone de la que se han registrado 55.000 descargas.

Forvo vive del cliente que hace negocio con su página, no del particular. Entre ellos se encuentra translate.ru, principal traductor ruso, y Whitepages, uno de los mayores servicios de páginas blancas de Estados Unidos. "Se ha interesado por Forvo por su base de datos de pronunciación de nombres propios". Israel Rondón, uno de los fundadores de la empresa, puntualiza "no podemos dejar que la gente abandone el país, hay que luchar, inventar y desarrollar el ingenio porque estoy convencido que al final las cosas salen".