Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Niños en Tuenti, jóvenes en Twitter

Los chicos españoles no se dan de baja de Facebook, pero lo utilizan menos. Su comportamiento es similar al detectado por el Pew Research en EE UU

Varios de los encuestados envían su retrato para EL PAÍS.

“Tuenti para subir fotos y Twitter para mis pensamientos”, cuenta Ainhoa López. “Antes me comunicaba con mis amigos por Facebook, pero se ha vuelto complicado”.

Estudiante de 1º de Bachillerato en un colegio madrileño opina lo mismo que Omar Mamalbashi, de 14 años, alumno del Alameda de Osuna. Ambos tienen perfil en Facebook, pero apenas lo usan. Su compañero Javier Mora, de 12, se lo creó para estar en contacto con la familia, pero no demuestra interés por actualizarlo. Los tres están de acuerdo en que el móvil es su posesión más preciada y su puerta de entrada a las redes.

Diego Álvarez, que cursa el primer año de psicología, sigue activo, pero se queja de tanta notificación: “especialmente las de juegos como Candy Crush”.

Atrás quedan los tiempos en que los padres pedían que se colgase el teléfono para no dejar incomunicado el hogar. Ahora las redes sociales son el nexo de comunicación con los amigos, pero Facebook no ocupa ese lugar central en la familia. El último informe del instituto Pew Research, realizado con jóvenes norteamericanos entre 12 y 17 años refleja su desinterés por Facebook, en favor de Twitter. Pese a la distancia y la diferente cultura, esa tendencia se repite entre los jóvenes españoles, a juzgar por lo que cuenta aquí.

Sienten que Facebook ya no es cool. “Está todo el mundo, sienten que se mezclan con gente con la que nada tienen en común”

El director de medios sociales de Ogilvy & Mather en España, Mauro F. Fuentes, cree que Facebook ya no es cool. “Está todo el mundo, sienten que se mezclan con gente con la que nada tienen en común”.

Francesc Grau, consultor de comunicación digital y autor de Twitter en una semana, cree que la dispersión no les beneficia: “Algunas quejas comunes son los frecuentes cambios, la presencia de los padres, así como la extraña presentación de las actualizaciones”.

La barcelonesa Marta R. Montané, de 14 años, no tiene móvil pero usa Facebook de manera intensiva. También Twitter. “Pueden ser una perdición para mis estudios, pero sirven también para preguntar dudas, hacer trabajos en grupo y pasarse deberes”.

Samuel Soto, blogger gijonés de 17 años, valora la capacidad de Facebook para difundir información, pero encuentra los controles muy farragosos, especialmente los que sirven para adaptar quién puede tener acceso a sus contenidos.

Tuenti se ha convertido en el refugio de María Nogal, de 14 años de edad. La red social Made in Spain mantiene su liderazgo en el segmento más joven. Desde su nacimiento en 2006 ha crecido hasta los 15 millones de usuarios de los que más de nueve millones se conectan cada mes. Seis lo hacen a través del móvil. El 22% tienen entre 14 y 17 años de edad. Tan solo el 12% tiene más de 35 años.

Ainhoa López echa en falta un chat en Twitter, más sofisticado que los sosos mensajes directos. Ese es otro de los puntos fuertes de Tuenti, su sencillez. Cuando detectaron que era algo más que una tendencia, lanzaron una aplicación de mensajería y la conectaron con su servicio de telefonía.

Facebook presume de cifras, pero no concreta los segmentos de edad. Cuenta en España con 18 millones de usuarios activos mensuales, más de 1.100 en todo el mundo.

“¡Atento, Facebook!. El tiempo de participación por miembro está cayendo estrepitosamente", escribió Murdoch en Twitter

Su respuesta oficial al estudio del Pew Research es vaga: “Estamos contentos tanto con la interacción como con la penetración de Facebook entre menores de 25 años. Continuamos teniendo altos ratios de penetración en este grupo demográfico. Los jóvenes son de los usuarios más activos y con más interacción en Facebook y muy activos en Instagram”.

Twitter es el lugar favorito de los jóvenes para informarse. Iñigo Rodríguez siente que Facebook es demasiado abierto. En Twitter, siempre desde el móvil, se informa de las últimas noticias y manda mensajes directos con los amigos. Mario Pérez, cursa bachilerato en el instituto María Moliner de Coslada, Twitter es su preferido para relatar su día a día con un toque de humor. “Por mucho que los jóvenes tengamos que estar concienciados sobre la situación actual, después de todo el día estudiando no te apetece pasarte la tarde leyendo malas noticias”.

El magnate del imperio Fox, Rupert Murdoch, que compró y vendió MySpace como saldo, se regodea: “¡Atento, Facebook!”, escribió en Twitter. “El tiempo de participación por miembro está cayendo estrepitosamente. Es el primer mal síntoma que ya se vio en el cutre MySpace hace años”. Después de despidos masivos, la primera red social sigue buscando su resurrección.

“Facebook tiene sobre MySpace la ventaja de la no especialización”, dice José Luis Orihuela, profesor en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra y autor del blog eCuaderno. “Es una red social generalista que se ha convertido en estándar y que, precisamente por ello, comienza a mostrar signos de agotamiento entre los segmentos sociales más innovadores. Hay que recordar que, en su origen, fue una red social de universitarios”.

“Pronto surgirán servicios de nicho centrados en intereses concretos. Siguen el mismo modelo que la televisión: de lo general a los canales temáticos"

Fuentes apuesta por Instagram como servicio clave en el futuro, pero el joven Mora ha abandonado su cuenta al descubrir que desde su nuevo Android puede retocar las fotos después de hacerlas sin necesidad de usar esa aplicación.

Orihuela apunta a dos retos para el futuro de Facebook: “No estropear la experiencia de usuario de aquellas plataformas que adquieren, como el caso de Instagram. Por otra parte, es evidente que Facebook tiene que seguir mejorando la gestión de la privacidad de los datos”.

Grau cree que estamos en la primera era de las redes sociales. “Pronto surgirán servicios de nicho centrados en intereses concretos. Al final siguen el mismo modelo que la televisión: pasar de lo general a los canales temáticos. En todo caso, Facebook tiene petróleo digital en forma de datos”.

La segoviana María Nogal, de 14 años, consiguió el pasado año sus perfiles en Facebook, Twitter y Tuenti como regalo por sus notas . Va a cumplir un año en las redes y ha dejado Twitter, tras sentirse acosada por una compañera. El acoso es otro motivo de abandono. Facua realizó un estudio con jóvenes españoles entre 14 y 17 años. El 15% confesaba haberse sentido acosado alguna vez.

Nogal siente que la gente de Facebook es bastante mayor que ella. “No lo uso demasiado por si se mosquea la familia. Me interesa para seguir a gente importante y famosos”.

Parece que los niños nacen en Tuenti, crecen en Twitter y se acomodan en Facebook.