Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yahoo! añade publicidad obligatoria en el correo

El portal presenta anuncios contextuales como ya hace GMail

Yahoo! añade publicidad obligatoria en el correo

Era la versión más limpia y ligera, también la más antigua. La ola de renovación de Yahoo! liderada por su nueva consejera delegada, Marisa Mayer, se lleva por delante la versión clásica de su correo. Desde este lunes ya no funciona. La empresa da algunas opciones a los clientes: la primera pasarse a la versión moderna, que incluye publicidad. El resto pasan por el abandono o cierre de la cuenta, pero dan indicaciones para descargar todo el correo y migrarlo a otro servicio o almacenarlo en el ordenador. Aquellos que tenían cuenta de pago y no quieran seguir ahí recibirán una parte proporcional del pago.

Esta decisión ha generado gran polémica porque en los nuevos términos de uso se debe aceptar que Yahoo! escanee el correo para añadir publicidad contextual, de modo que los anuncios tengan relación con el contenido de los mensajes.

La queja más esgrimida tiene que ver con la violación de la privacidad. Es la misma queja que se tiene en Gmail. Microsoft, con intención de relanzar Outlook, el servicio que sucede a Hotmail, ha creado una campaña haciendo énfasis en que ellos no revisan ningún correo de sus clientes para poner publicidad. Google contrarrestó indicando que se trataba de una tarea realizada por máquinas, pero que en ningún momento se comprometía la privacidad del contenido de los mensajes.

Yahoo! cuenta con 281 millones de cuentas de correo activas, todas ya convertidas en un soporte publicitario. A diferencia de algunos de sus competidores, desde 2007 ofrece, haciendo un guiño a la película Toy Story con su “hasta el infinito y más allá”, espacio ilimitado.

Desde la llegada de la exdirectiva de Google, el portal no ha dejado de sufrir cambios. Los primeros fueron formales: cambios en los móviles y ordenadores, después puso fin al teletrabajo. Sus últimas medidas han tenido que ver directamente con servicios. Por un lado la compra de Tumblr por 847 millones de euros. Por otro la renovación de Flickr, el servicio de fotografía, que ofrece un terabyte de almacenamiento gratis.