Aumenta el robo de móviles en España

El numero de dispositivos sustraidos el año pasado asciende a casi 280.000

Solo en Madrid, los teléfonos perdidos u olvidados rozan los 2400

Servicio de localización de móviles Windows.

Más que un robo, fue un secuestro de móvil. Cuando Andrea Nogueira, de 24 años, se encontró hace tres semanas con una amiga en el barrio madrileño de Huertas, no sabía que ya no tenía su smartphone encima. “Te acabo de llamar y me lo ha cogido un chico”, le dijo ella. Y, en efecto, la cerradura de su bolso estaba rota. “Llamé yo también desde el móvil de mi amiga, y al otro lado la voz de un desconocido me preguntó cuánto dinero estaba dispuesta a pagar para que me devolviera mi teléfono” explica. La negociación se acabó pronto: “Me dijo que me fuera al cajero y sacara 300 euros. Yo le contesté que podía quedarse el móvil y colgué. Acto seguido me escribió por whatsapp que había adivinado el código para desbloquearlo". Quizá robos de ese tipo no sean tan comunes, pero el número de smartphones y de otros dispositivos móviles sustraídos en España en 2012 ha aumentado en un 19,5% con respecto al año anterior. No queda claro, sin embargo, qué medidas van a tomar las autoridades y los gestores de telefonía para luchar contra este tipo de delitos y para ayudar quien pierda u olvide su teléfono.

Los números del Gabinete de estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad hablan de 233.900 denuncias por sustracción de móviles en 2011 y 279.319 en 2012. A no tener un seguro, sin embargo, las operadoras no ofrecen amparo para las víctimas de un robo, que no tienen ninguna facilitación a la hora de adquirir un nuevo teléfono, y que además tienen que esperar muchos días antes de que su smartphone robado deje de funcionar. Andrea cuenta que logró inmediatamente bloquear su tarjeta sim y desactivar su número, pero Vodafone, el gestor de su linea, tardó 15 días en bloquear totalmente su teléfono: un tiempo en el que el ladrón pudo disfrutar plenamente del él.

Si el dueño de un teléfono móvil no tiene la mala suerte de que se lo roben, pero no es afortunado hasta el punto de no olvidarlo o perderlo, las dificultates que tendrá que encarar para recuperarlo no serán menores.

Solo en la ciudad de Madrid, según los datos del Ayuntamiento, se perdieron 2.399 móviles en 2012 y en 1.097 en lo que va de 2013. Pese a las cifras elevadas, sin embargo, el Ayuntamiento no parece ayudar los dueños de los dispositivos. O por lo menos está convencido de ello Mariano Sánchez López, el presidente de la Federación Profesional de Taxi de Madrid, uno de los principales gremios del sector. "El Ayuntamiento debería modernizar su oficina de objetos perdidos. Los trámites son tan lentos que cuando un pasajero se percata del extravío de su móvil ya no sabe dónde está y qué tiene que hacer para recuperarlo", asegura.

Sánchez López explica que su agrupación ya proyectó un sistema que podría garantizar la recuperación rápida de un móvil o del cualquier otro objeto perdido: "El mecanismo es simple: el conductor de un taxi en el que un pasajero se ha olvidado su teléfono comunica el extravío por SMS al Ayuntamiento. La información se almacena en una base de datos municipal, incluso el número de teléfono móvil del taxista. De esta manera, el usuario podrá conectarse a la página web de la oficina municipal, saber quién tiene su móvil y ponerse en contacto con él para que se lo devuelva".

El presidente del gremio de taxistas mantiene que el desarrollo del sistema sería sencillo y barato, ya que "si el Ayuntamiento ha creado una aplicación para smartphones que permite saber en cuánto tiempo va a llegar una bus a una parada podría también activar este sistema, que le costaría mucho menos".

No obstante, lograr que lo haga no parece tan fácil: "Escribimos varias veces al Ayuntamiento, nos contestaron que estudiarían la medidas, pero ya han pasado años. Es que Diego Sanjuanbenito Bonal, Delegado del Área de Gobierno de Madrid de Medio Ambiente y Movilidad, no hacen sus deberes".

Sea como fuere, más allá de los días necesarios para desactivar un teléfono sustraído, las presuntas negligencias de las instituciones y las peleas con los asociaciones de profesionales involucradas en el asunto, los ladrones siguen robando móviles por las calles españolas. Y, a veces, hasta los secuestran.

Más información