Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Spotify, gratis para móviles y tabletas

El servicio musical en 'streaming' permitirá el intercambio de las listas de favoritos entre los aficionados

Escenario de la presentación de Spotify.
Escenario de la presentación de Spotify.

 “¿Quieres venir? Habrá donuts”. Con ese dulce gancho, Spotify convocó a los medios para presentar en su sede de Nueva York la última novedad de su plataforma electrónica de distribución de contenido musical. A partir de ahora, los aficionados podrán acceder desde el móvil o la tableta al streaming gratuito, al igual que sucedía ya con el ordenador de sobremesa. La música en aparatos móviles solo estaba al alcance de los abonados premium (los de pago).

Spotify cuenta con 24 millones de usuarios, en más de una treintena de países. Una cuarta parte paga por tener más opciones para disfrutar de la música. A los abonados al servicio premium les sale por 9,95 euros al mes poder acceder a las canciones desde dispositivos móviles, a cambio pueden escuchar música sin publicidad. Aunque trata de marcar distancias, es un producto muy similar a los locales Rdio, Pandora y, recientemente, iTunesRadio.

La restricción estriba en la elección de canciones. Los clientes de pago seguirán haciendo su selección personal, mientras que los que se conformen con la gratuita escucharán listas hechas por los contactos o generadas por Spotify por estilos musicales.

“Hemos hecho mucho durante el último año”, dijo Daniel Ek durante la presentación en la mañana del miércoles, “y esta será la base de lo que está por llegar”. Dio un dato: 4.500 millones de horas de streaming en el último año. También indicó que hay 1.500 millones de listas creadas y compartidas por sus usuarios. “Todos estos streamings nos permiten aprender cada día”, afirmó.

Ek dice que “no tenía sentido” hacer una distinción entre dispositivos. En la práctica, el usuario podrá seleccionar también desde el móvil las canciones que quiere escuchar. Este control sobre el contenido está limitado a la lista que cree el usuario, que debe incluir un mínimo de 20 canciones. “La gente quiere escuchar su propia música y la experiencia en el móvil debe ser fácil”. La basa en el shuffle e intercala anuncios entre las canciones.

El negocio de la radio online no está aún claro. El grueso de los ingresos van a pagar derechos a autores y discográficas por la reproducción de sus 20 millones de canciones. Es también su vulnerabilidad cuando los artistas no están contentos con lo que reciben. En el caso de Spotify se estima que se come un 70% de lo que le entra en caja por publicidad y suscripciones, mil millones de dólares (más de 700 millones de euros) en cinco años, aunque la mitad de ellos se dieron en este año. Ek anunció que habían llegado a un acuerdo con la banda Led Zeppelin para que sus canciones ampliaran ese catálogo de 20 millones. 

La sociedad cofundada por Ek abrió el pasado mes de julio sus libros contables. En el ejercicio 2012 facturó 435 millones de euros. Es el doble que en el año precedente. Sin embargo, perdió casi 60 millones. Pese a ello, los inversores siguen inyectándole dinero para financiar su crecimiento y nuevas iniciativas para competir frente a Google, Apple y Amazon, los pesos pesados.

El mes pasado logró recaudar 250 millones de dólares en Silicon Valley, lo que dio una valoración a la joven compañía de 4.000 millones. Se acerca así un poco más a los 5.700 millones de capitalización bursátil de Pandora, que dobló su valor en los dos años años y medio que lleva cotizando en Wall Street. Pandora es líder en EE UU con el 70% del mercado y el 80% de sus usuarios consumen música a través del móvil, pero también pierde dinero. Son unos 80 millones de abonados y el 64% de sus ingresos van a parar a pagar derechos de autor. Rdio tienen en torno a 30 millones de abonados.

Spotify seguirá implántandos en más países. Está en 32 y se instalará en 24 más el próximo año, muchos de ellos en Latinoamérica. A la experiencia de México y Argentina, se añaden en 24 horas nuevos países, entre ellos: Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Más información