Selecciona Edición
Iniciar sesión

Google compra Boston Dynamics, el mayor fabricante de robots

Es la octava empresa de robótica que adquiere en un año el buscador

El robot BigDog, de Boston Dynamics.

Google ha adquirido la empresa de robots, Boston Dynamics, la octava de este sector que ha fichado en un año el buscador. Se desconoce la cifra que ha pagado, según la información publicada por The New York Times.

Boston Dynamics fue fundada en 1992 por Marc Raibert, exprofesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), de cuyo laboratorio salió la empresa.

El principal cliente de Boston Dynamics es el Ejército de Estados Unidos, con quien tiene pedidos pendientes, que Google se ha comprometido a cumplir. Entre los productos que comercializa la empresa se encuentra el robot llamado Cheetah, que es el más rápido del mundo con sus 45 kilómetros por hora de desplazamiento, algo más veloz que el recordman mundial Usain Bolt, pero bastante más lento que el animal; también está el todoterreno BigDog y Rise, capaz de escalar por paredes verticales.

Recientemente se desveló que Andy Rubin, impulsor del sistema operativo Android, había dejado esta área para dedicarse al desarrollo de la robótica dentro de Google. Su estrategia sigue la misma de Android, la compra masiva de empresas que trabajan en el sector y que están en el comienzo de su desarrollo; sin embargo no es el caso de Boston Dynamics, una empresa consolidada que sirve habitualmente robots y que, por tanto, puede poner en práctica en menor plazo de tiempo las aplicaciones de Google.

El desarrollo robótico de Google se desveló días después de que Bezos, fundador de Amazon, mostrara el proyecto de su compañía de distribuir los paquetes por medio de drones, aviones no tripulados. En el caso de Google, su intención es aplicar estas máquinas en el interior de las empresas, aunque tampoco descartó el reparto a domicilio.

"Estoy entusiasmado con el próximo proyecto de Andy Rubin", explicaba Larry Page en su página de Google+. "Su última gran apuesta, Android, que comenzó como una idea loca, acabó poniendo una supercomputadora en cientos de millones de bolsillos. Todavía es muy pronto para esto, pero estoy impaciente por ver sus progresos". De momento, shopping.