Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Facebook choca de nuevo con la privacidad

Demanda por el uso de mensajes privados para la captación de anunciantes

REUTERS

Mateo Campbell y Michael Hurley, dos usuarios de Facebook, han presentado una demanda popular contra la red social, acusándole de utilizar, sin permiso expreso, los datos de sus mensajes para compartir con los anunciantes.

La demanda, presentada en un juzgado de California el 30 de diciembre, se basa en el compromiso de Facebook para respetar la "privacidad" de los mensajes. Según la acusación, la red social no respeta esa privacidad porque cuando los usuarios redactan mensajes con enlaces y los envía a un tercero, Facebook analiza su contenido, sigue el enlace y busca información para perfilar la actividad del usuario en Internet, lo que posteriormente le valdrá para que los anunciantes realicen campañas publicitarias a medida del consumidor y, por tanto, más efectivas. Según los demandantes, esa actividad viola la Ley de Privacidad de las Comunicaciones Electrónicas del estado de Califonia.

"Ese escaneo es un mecanismo de Facebook para reunir subrepticiamente datos para mejorar sus algoritmos de comercialización y aumentar su capacidad de beneficiarse con los datos de sus usuarios", ha argumentado en su escrito Michael Sobol, abogado de los demandantes.

Jackie Rooney, portavoz de Facebook, despreció la denuncia, calificándola como "sin base"; sin embargo en agosto, la red social decidió pagar 20 millones de dólares (14,6 millones de euros) para cerrar una demanda popular basada en el uso de los  "likes" -los "me gusta"- sin permiso de los autores. Esos likes le servían para lo mismo: campañas publicitarias. En esa ocasión suscribieron la denuncia 614.000 usuarios, que recibieron de media unos 30 dólares (22 euros).

Los demandantes aspiran a que el juez estime la denuncia como colectiva, con lo que se podrían añadir a la causa cualquier usuario de Facebook que en los dos últimos años hubiera enviado o recibido un mensaje privado con enlaces. Los demandantes solicitan que Facebook detenga esas prácticas o, en caso contrario, compense con 100 dólares (73 euros) por día o 10.000 dólares (7.300 euros) a cada demandante.

Las demandas contra las compañías de Internet y las redes sociales se están multiplicando en los últimos años. Google, Yahoo! o LinkedIn se han enfrentado a acusaciones de interceptación de las comunicaciones sin permiso de sus clientes por lo cual han tenido que variar las condiciones de uso de sus servicios. Hace unas semanas, Google fue multada por la Agencia Española de Protección de Datos por cruzar datos de sus diferentes servicios sin el permiso expresos de sus clientes.