La CE lamenta las bajas multas a Google de España y Francia

Con la reforma presentada por la comisaria Viviane Reding, la sanción hubiera superado los 700 millones de euros

Viviane Reding.

"Europa necesita tomarse en serio" la privacidad de los datos de sus consumidores. En la presentación de una reforma legal para garantizar la privacidad de los datos de los europeos en la economía digital, la comisaria Vivian Reding ha lamentado las bajas sanciones impuestas a Google por España y Francia por saltarse sus leyes de protección de datos. "Calderilla", apostilla en el texto que se publica en la página de la Unión Europea.

En su exposición sobre la necesidad de adaptar la norma europea a las nuevas circunstancias de la economía digital, Reding trae a colación el caso de Google. "La compañía introdujo cambios en su política de privacidad hace dos años. Autoridades de proteccion de datos de varios países de la Unión encontraron que incumplían con la legislación nacional imperante. Google ha sido sancionado en dos países, Francia y España, y está bajo investigación en otros cuatro, entre ellos Alemania. En España, Google fue multada con el importe máximo, 900.000 euros, mientras que en Francia -cuya autoridad se considera la más respetada y temida de Europa- la sanción fue de 150.000 euros, también la máxima posible. Según los datos del ejercicio económico de Google en 2012, la multa de Francia supone el 0,0003% de sus ingresos mundiales. Calderilla".

Reding se pregunta, en la misma exposición de la reforma legal que propone: "¿A alguien le sorprende que dos años después de que emergiera el caso, todavía no esté claro si Google modificará su política de privacidad?".

Europa necesita ponerse seria. y por eso nuestra reforma de protección de la privacidad introduce sanciones que pueden llegar al 2% de los ingresos de una compañía, es decir, que en el caso de Google hubiera supuesto 731 millones de euros (mil millones de dólares).

Reding critica la parálisis europea en este tiempo y aboga por un reforzamiento de las leyes de protección de datos en Europa y Estados Unidos; señala que la reforma de la ley beneficiará a la economía electrónica europea pues habrá un único marco en lugar de 28 legislaciones locales diferentes, lo que beneficiará principalmente al pequeño comercio online. También favorecerá al consumidor, que tendrá un interlocutor único para las quejas.

Reding anunció también que está en negociaciones con las autoridades norteamericanas para atajar el problema creciente de la privacidad de los datos de los ciudadanos, y sus violaciones y crear en lo posible una legislación similar.

Al margen de la iniciativa de la comisaria de Justicia, Google tiene pendiente con la comisión europea un expediente sancionador por prácticas monopolísticas contra la competencia, que ya ha cumplido su sexto año y varios ultimatums, pero sobre el que todavía no se ha tomado ninguna decisión.