Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
MWC - Mobile World Congress

Yota 2, el móvil de las dos pantallas

El teléfono ruso mantiene siempre encendida la pantalla de lectura

YotaPhone es lo más original del MWC. También opinaba lo mismo Steve Wozniak, en una entrevista a este periódico. Tiene dos caras, dos pantallas, una por delante y otra por detrás. Una para ver imágenes en colores y otra fundamentalmente para leer, es decir con tinta electrónica. Pero tiene más cosas y en Barcelona ya ha presentado su segunda versión Yota 2, muy mejorada.

Al igual que sucede en China, Rusia es un mercado diferente en tecnología, donde no imperan el buscador Google (triunfa el local Yandex) ni centros comerciales extranjeros como Amazon (el número uno es Ozonn.ru). Ahora tenemos el ejemplo de Telegram versus WhatsApp. También en móviles aspiran a no depender de otros. La empresa Yota, que ha diseñado uno de los smartphones más atrevidos y que resuelve uno de sus problemas, el de la pantalla pensada más para ver vídeos o fotos que para leer largos textos, que consume demasiada energía y calienta el aparato. YotaPhone lo intenta solucionar con dos pantallas.

Si en la pasada edición de la Mobile World Congress (MWC) era solo un proyecto, ahora es realidad. YotaPhone 2 se venderá este mismo año en Europa y Oriente Próximo y el próximo en Estados Unidos; en España a un precio de 499 euros.

YotaPhone no llega tarde a Rusia, aunque quizá sí a otros países más desarrollados en este terreno. Si en España la mayoría del parque es de smartphones, en Rusia apenas llega al 40%. En este país reina Samsung con móviles de medio y bajo precio, además de los básicos de Nokia. Pero las cosas están cambiando: en noviembre, por primera vez se vendieron más móviles inteligentes que básicos. “Si realmente la marca tiene éxito, en dos o tres años todo el mundo nos estará copiando”, declaró el presidente ejecutivo de Yota Devices, Vladislav Martínov, durante la presentación del aparato en diciembre.

El nuevo Yota 2 tiene control  táctil en la pantalla trasera, la de lectura, y que siemrpe se mantiene encendida por lo que se ven cuando llegan notificaciones. Ahora se amplía el uso de esta pantalla, pues se podrán contestar mensajes sin necesidad de abrir la otra, que gasta más energía, al ser en colores. Desde la trasera se puede manejar también toda la actividad social.

No es necesario apagar la pantalla de papel electrónico para ahorrar batería. Incluso si la batería se agota, la información más reciente de la pantalla de papel electrónico se mantendrá visible. Por eso mismo se puede aprovechar para almacenar información básica, como planos de la ciudad, entradas o la tarjeta de embarque. Otra novedad respecto al primer Yota.

Las pantallas tienen diferente tamaño y ambas más grandes que el modelo original (4,3 pulgadas). Mientras que la de lectura es de 4,7 pulgadas; la frontal crece hasta las de 5 pulgadas. El Yota 2 presenta mejoras importantes en su interior, como el chip de cuatro núcleos Qualcomm 800, carga inalámbrica y NFC. Ahora llega acompañado de aplicaciones a medida, como Sportscaster para seguir a los equipos, y Fitness Tracker para monitorizar la actividad física. También ha llegado a un acuerdo con Cellrox, que le ofrece una solución para separar las funciones privadas del móvil de las profesionales. Un muro virtual para separar documentos, aplicaciones y contactos.

Otra de las curiosidades de este móvil es que ambas pantallas se entienden, pues se pueden arrastrar imágenes de una a otra. “Es un nuevo tipo de gadget. El problema de los smartphones es que su pantalla está siempre en negro, dormida, y nos parece un error fundamental”, señalaba Martínov en diciembre. Este teléfono ya había llamado la atención del cofundador de Apple, Steve Wozniak, que, en una reciente entrevista, declaraba: “Un teléfono ruso me tiene cautivado”. No recordaba ni su nombre. Se llama Yota.