Europa aprueba el cargador universal

Tercer intento de la Unión Europea para unificar en tres años el accesorio de aparatos y marcas

Las dos clavijas actuales de Apple y la universal, en la parte inferior.

La UE no ceja en su empeño de lograr que los cargadores de móviles sean universales. El Parlamento Europeo ha dado hoy jueves luz verde a una iniciativa del Ejecutivo comunitario que unifica el modelo de cargador que utilizan todos los teléfonos móviles y tabletas que se comercializan en la Unión Europa.

Los fabricantes dispondrán de tres años para adaptarse a la nueva normativa, que cuenta con el visto bueno de los Estados miembros y que supone el tercer intento de unificación en los Veintiocho. La Eurocámara ha valorado el impacto positivo de la medida sobre el interés de los consumidores- que no tendrán que comprar uno nuevo cada vez que cambien de dispositivo -y sobre el medio ambiente, al reducir el volumen de residuos.

Además de a los teléfonos móviles, la nueva legislación afectará a los mandos a distancia de los coches y los módems y a las tabletas, si bien será la Comisión Europea quien en última instancia determine exactamente qué tipos de aparatos tendrán que cumplir esta condición. Según apunta el Ejecutivo comunitario, EE UU ya tiene un registro similar.

La propuesta ha sido adoptada por 550 votos a favor, 12 en contra y 8 abstenciones. Una vez que el Consejo Europeo la apruebe, trámite que se espera para las próximas semanas, los Estados miembros dispondrán de dos años para trasponerla a sus legislaciones nacionales y los fabricantes tendrán un año adicional para adaptar su cadena de producción.

“Me alegra que estemos de acuerdo en la introducción de un cargador común. De esta manera, respondemos a los intereses de los consumidores y también a los del medio ambiente. Se va a poner fin a la aglomeración de cargadores y a 51.000 toneladas anuales de residuos”, ha defendido la eurodiputada socialdemócrata Barbara Weiler, ponente de la medida.

El pleno de la Eurocámara ha aclarado en un comunicado que la nueva normativa no pretende perjudicar a las empresas, especialmente a las pymes, aumentando la burocracia. “Queremos garantizar un nivel alto de protección de los consumidores y el uso más eficaz del espectro radioeléctrico, la vigilancia del mercado y un mayor grado de coherencia con el nuevo marco legislativo”.

En los últimos años se ha ido unificando la batería de cargadores, hasta el punto de que algunos fabricantes, como Motorola o ZTE, ya venden su móvil o tableta sin cargador, solo con cable, al considerar que el consumidor ya tiene el accesorio en casa.

Pese a la aprobación, habrá que ver la decisión de Apple, que sigue con su cargador y enchufe más singulares, incluso en la actualidad con dos modelos de clavija. Tampoco su cable, pese a tener por la otra punta enchufe USB, puede incorporarse a otro cargador, porque no cargará el aparato.