Cortana, el Siri de Microsoft

Windows se actualiza en móviles, tabletas y ordenadores

Joe Belfiore, vicepresidente de Microsoft, con una camiseta con el logo de Cortana, su asistente virtual. REUTERS

Siri nació hace más de dos años. El mayordomo de Apple fue novedoso, tiene sentido del humor, busca o escribe correos al dictado. A Microsoft, dos años después, le parece que se puede mejorar. Joe Belfiore, vicepresidente de sistemas operativos, fue el encargado el miércoles de desvelar la capacidad de Cortana, como han llamado a este asistente personal con voz femenina, protagonista de la actualización de Windows Phone 8.1. El programa se podrá descargar a partir del 8 de abril.

"Soy un halo, un hoola-hop...", decía demostrando su capacidad para entender el lenguaje humano. Belfiore, que abrió la conferencia de desarrolladores de Microsoft en San Francisco, aportó detalles: "Está basado en Bing, nuestro buscador. Gestiona el calendario, toma notas, manda recordatorio, decir qué música suena y conoce los lugares que frecuentamos". La diferencia estriba en la apertura: Cortana permite que los desarrolladores la enriquezcan. También reconoce la gente más cercana. "¿Cómo se puede llamar asistente personal a otros que no son capaces de distinguir entre amigos y conocidos?". Eso sí, necesita tener acceso al correo, de modo que avisará cuando haya que salir de casa para llegar a tiempo al aeropuerto o si la aerolínea ha cancelado el viaje.

Entre sus ventajas sobre otros, destaca su capacidad para detectar conflictos en la agenda y avisa si alguien pretende superponer dos citas. Cortana, basándose en las opiniones de los amigos en Yelp, sabe cuál es el mejor restaurante mexicano de Palo Alto o las calorías de un plátano. Hubo hasta alguna broma del directivo: "Da los grados en Celsius, para los canadienses. También en grados Kelvin".

Entiende detalles como "recuérdame que saque el perro al llegar a casa". Es decir, es capaz de mantener una alerta basándose en un momento y la localización del dueño del teléfono. "Cuando hable con mi hermana le tengo que preguntar por su cachorro", es decir, sabe qué una persona de la agenda es próxima y cuándo se le está contactando.

Un ejemplo de integración se hizo con Hulu, un videoclub virtual, para añadir a la lista de programas para ver algunos de sus contenidos. Microsoft sigue siendo uno de los grandes inversores de Facebook. Resulta lógico que lo usen en estas presentaciones. Basta con decir "Facebook, ¿qué novedades tiene Paco Sánchez en su muro?" para acceder a ese contenido.

El sistema operativo presenta algunas mejoras adicionales: imágenes y pantalla de bloque bloqueo adaptable, pero también con diferentes notificaciones e información dinámica a primera vista.

Nick Hedderman fue el encargo de exponer la integración de Windows Phone 8.1 en el mundo de la empresa, un nicho de mercado de gran interés para Microsoft, que pretende claramente ocupar el hueco que Blackberry está perdiendo. Tendrá conexión a través de VPN (redes privadas virtuales, una manera de entrar de modo seguro a redes corporativas). Otro guiño al mundo profesional, el teclado. Basta con trazar una línea entre letras para que se creen las palabras, sin levantar el dedo de la pantalla. Algo que ya hace la aplicación Swype en Android.

No se cortaron al hacer comparaciones, incluso con risas de fondo, con un Samsung Galaxy S4. Aunque el gran damnificado en este aspecto es el iPhone, cuyo teclado y corrector cada vez levantan más críticas.

El PC, sigue vigente, solo que ahora "Más fácil de usar y de aprender". El foco en la actualización de Windows 8.1 se puso en la integración del teclado en las aplicaciones. Un poco extraño si se tiene en cuenta que durante más de un año se subrayaron las bondades de las pantallas táctiles. A falta de probarlo, queda la sensación de que Apple acertó al mantener el sistema operativo Mac para ordenadores e iOS para sus aparatos táctiles, en lugar de un sistema para móviles y otro para tabletas y ordenadores.

La despedida, no podía ser de otra forma: "Adiós, Cortana". "Hasta pronto, Joe, fue un placer".

Más información