Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gramofon, un módem con música y amigos

Reconoce a los amigos de Facebook que visitan el hogar y permite que naveguen sin claves

Martín Varsavsky muestra Gramofon en su oficina.

“Antes pedíamos permiso para usar el teléfono, ahora la clave de la wifi”, explica el empresario Martín Varsavsky (Buenos Aires, 1960) para mostrar una de las virtudes de su último gadget, Gramofon, un módem doméstico que reconoce a los amigos de Facebook que visiten el hogar y permite que naveguen directamente.

 En apariencia es un cubo negro con un círculo en la parte superior que cambia de color, azul o verde, y que cabe en la palma de la mano. Podría pasar por un disco duro, pero en su interior se esconde un módem y un ordenador mínimo para gestionar y sincronizar la música. Tiene las mismas virtudes que la fonera, el módem de Fon, que nació hace 7 años.

El símil más parecido sería una gramola. La idea surgió al ver cómo en las fiestas todos querían conectar su móvil o tableta al wifi de la casa. “Como las máquinas de los bares, crea una lista con las canciones que envían los amigos que se han reunido. La premisa es que si alguien entra en mi casa es de confianza, así que pueden navegar y también poner las canciones que le gustan”, expone. La integración con Facebook, tanto para reconocer las canciones en común como la relación de amistad es clave en el éxito y sentido del producto.

Funciona tanto con Spotify, en cuyo caso la luz verde se enciende, o por una aplicación desarrollada por la firma que se llama igual que el aparato. Pronto será compatible con SoundCloud, otro servicio de música por Internet. “Pensamos por y para la nube, de ahí que no se puedan reproducir archivos locales, descargados”, defiende Varsavsky.

El módem se puede conectar a un cable de red (ethernet) y a otra red wifi. Precisamente, esta segunda opción lo hace más interesante. Se puede utilizar como un “alargador” de conexión para eliminar los lugares a los que no llega la cobertura en casa. No hay límite de unidades conectadas entre sí y permite que cualquier móvil o tableta ya sea Kindle, iOS o Android, se sincronice con la música y altavoces.

Gramofon sale a la venta inicialmente a través de Kickstarter, la mayor plataforma de financiación colectiva. Algo que en principio encaja con las empresas de reciente creación o proyectos experimentales, pero quizá no tanto con Fon, la mayor red de puntos wifi del mundo, más de 12 millones. “Nos encantan la plataforma, encaja con nuestra filosofía de aprendizaje constante, de frescura y, sobre todo, permite conocer mucho mejor al cliente. Aportan críticas muy constructivas”, argumenta. Así los consumidores son a la vez el mejor aval y prueba de producto. El precio, todavía orientativo, estará alrededor de 60 euros.

Detrás del proyecto hay 150 personas y 18 meses de trabajo, todo desde su sede en Madrid, aunque la fabricación, como suele ser norma, será en China. La previsión inicial es que las primeras unidades lleguen al mercado en mayo.