Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ‘smartphones’ llevarán sistema antirrobo desde julio de 2015

Fabricantes y operadoras se comprometen en Estados Unidos, pero los legisladores lo consideran insuficiente

Los ‘smartphones’ llevarán sistema antirrobo desde julio de 2015

Apple, Google, HTC, Huawei , Motorola, Microsoft, Nokia, Samsung y las cinco principales compañías telefónicas de Estados Unidos han suscrito un acuerdo para que a partir de julio de 2015 todos los nuevos teléfonos que se pongan a la venta lleven sistema antirrobo, según ha anunciado la CTIA, asociación de la industria de telecomunicaciones norteamericana.

El robo de smartphone es uno de los principales actos delictivos en ciudades como Nueva York o Londres, como reiteradamente han denunciado sus respectivos alcaldes. En ambos casos , los responsables municipales habían exigido a los fabricantes de estos aparatos un mayor compromiso para prevenir los robos, pues, además, la sustracción del móvil acarrea delitos más graves que en ocasiones acaban en homicidios.

En Estados Unidos se roban al año 1,6 millones de móviles y en la ciudad de Los Ángeles, este delito ha crecido un 12% en el último año. El senador demócrata Mark Leno promueve en California una ley federal para que todos los móviles y tabletas incluyan obligatoriamente un sistema de anulación del aparato en el momento de la compra. El conocimiento de que estos aparatos quedan inutilizados si se roban acabaría con el mercado negro, según Leno y, por tanto, con gran parte de los beneficios que tienen este tipo de delitos.

Antes de que Leno consiga la obligatoriedad del antirrobo por ley, la industria se ha movido hacia un acuerdo voluntario. De hecho, ya los tres sistemas operativos más importantes -Android, iOS y Windows- permiten remotamente anular las funciones del aparato robado o rastrear el lugar dónde está.  

El acuerdo suscrito por fabricantes y operadoras de Estados Unidos tiene la capacidad de borrar de forma remota los datos del aparato, incluso se puede inutilizar si se intenta encender sin el permiso del propietario, como ya ocurre con los sistemas anteriormente citados. Pero ahora, con la incorporación de las operadoras al acuerdo, se añade la posibilidad de recuperar todos los archivos y agenda de contactos si el móvil se recupera después, y sin necesidad de pago alguno.

"La industria móvil ha dado un paso para abordar la epidemia de robo de teléfonos inteligentes", dijo Leno en un comunicado, pero recuerda que el acuerdo es insuficiente y que seguirá con su propuesta de ley, que podría entrar en vigor en California el 1 de enero, si es aprobada. Iniciativas similares están en marcha en los estados de Illinois y Minnesota.

Según las palabras de CTIA, el acuerdo entre fabricantes y operadoras no significa que haya una tecnología común, sino que garantiza que cada móvil vendido a partir de julio de 2015 llevará incorporada un sistema antirrobo. Este acuerdo no contenta a los partidarios del kill switch, como Leno, el sistema que inutiliza remotamente el aparato, y que propugnan que se preinstale universalmente.