Microsoft reconoce un fallo de seguridad en el navegador Explorer

Primer gran agujero tras el fin de la asistencia al sistema XP

Microsoft trata de corregir un error en su navegador Internet Explorer después de que una firma de seguridad informática revelara un fallo en el programa, asegurando que algunos hackers lo están aprovechando con algunas empresas estadounidenses.

La gravedad del fallo es aún mayor porque los ordenadores con el sistema operativo Windows XP ya no reciben actualizaciones, ya que a principios de mes dejó de darle soporte técnico, después de 13 años de vida. Como el sistema sigue funcionamiento, la expansión del fallo aún es mayor. Las empresas de seguridad estiman que entre el 15% y el 25% de los ordenadores del mundo aún funcionan con Windows XP.

Microsoft reveló el sábado sus planes para solucionar el error, que, según dijo, está presente en las versiones de Internet Explorer 6 a 11 . Esas versiones son las más populares en los ordenadores fijos, con el 55% del total, según NetMarketShare.

La firma de seguridad FireEye dijo que un grupo de hackers sofisticados ha estado explotando el fallo. FireEye, cuya división Mandiant ayuda a las empresas a responder a los ataques cibernéticos, se negó a nombrar a las víctimas específicas o a identificar el grupo de hackers.

"Es una campaña de ataques dirigidos aparentemente contra las empresas con sede en EE.UU., ligadas a la defensa y al sector financiero", dijo el portavoz de FireEye, Vitor De Souza, por correo electrónico. "No está claro cuáles son los motivos de este grupo de ataques, aunque podría ser la recolección de datos sensibles".

Microsoft explicó que la vulnerabilidad podría permitir a un atacante tomar el control completo de un sistema afectado y, a continuación, suprimir datos, instalar programas maliciosos o crear cuentas que darían a los hackers todos los datos del usuario.

El fabricante de software, en un comunicado enviado a Reuters, pidió que los usuarios de Windows XP se actualicen a las dos versiones más recientes de su sistema operativo, Windows 7 y 8. OTra solución, que no ha querido dar Microsoft, es cambiarse de navegador.