Selecciona Edición
Iniciar sesión

Apple compra Beats por 2.200 millones de euros

El gigante de la electrónica se hace con el líder de auriculares de música, que empezaba a competir con iTunes Radio

Jimmy Lovine, Tim Cook, Dr. Dre y Eddy Cue, tras la firma del acuerdo.

El gigante de la informática y la tecnología Apple anunció este miércoles que ha llegado a un acuerdo para comprar Beats, la empresa de auriculares y de música en streaming (audición sin descarga), por 2.200 millones de euros (3.000 millones de dólares). Esta es la mayor adquisición de Apple en toda su historia.

Beats, fundada en 2008 por el rapero Dr. Dre y el legendario productor musical Jimmy Lovine, es el fabricante de los populares auriculares de alta gama que lucen muchos famosos en Estados Unidos, pero ha sido su entrada en el mercado de los servicios de música digital a principios de este año lo que ha elevado el perfil de la empresa, y lo que hizo que se multiplicase el interés de Apple por adquirirla. Beats compite con Spotify y Pandora o iTunes Radio, entre otras, por el mismo espacio en el mercado de la música en streaming. Con la compra, la firma de la manzana toma la delantera a Google y Amazon en este terreno y se quita de enmedio a un competidor.

En el pago, Apple abonará 2.600 millones de dólares en efectivo y el resto lo hará con acciones de la compañía. Dr. Dre ya bromeó hace unas semanas en su cuenta de Facebook diciendo que la revista Forbes debería prepararse para actualizar la lista de los millonarios, ya que pronto aparecería él en ella. Beats mantendrá marca propia y el rapero y Lovine contarán con puestos relevantes en la firma.

Tim Cook, consejero delegado de Apple, declaró que el interés de la empresa por Beats se debía a que “la música es una parte importante en la vida de todos y ocupa un lugar especial en los corazones de Apple”. "Con ello ganamos talento, un servicio de suscripción que está creciendo muy rápido y unos auriculares de calidad que han tenido mucho éxito", indicó Cook en un comunicado. Lo que está claro es que Apple necesitaba reforzar el mercado del streaming, que ha crecido un 57% en un año mientras las ventas de descargas (principal negocio de iTunes) han caído un 1%.

Con la compra de Beats, Apple refuerza su apuesta por iTunes Radio, su servicio musical en streaming, que debe competir con los líderes Spotify y Pandora, que reúnen entre los dos 100 millones de abonados, y otros tantos millones de euros en pérdidas en el último año.

iTunes Radio, con todo el dinero de Apple detrás, va a poner las cosas aún más difíciles. Los últimos trabajos de Beyoncé o Black Keys, por poner unos ejemplos recientes, solo se pueden oír en iTunes Radio. La exclusividad es a cambio de pagar más que el resto: 0,13 céntimos por canción escuchada (más de 20 segundos) y un 15% de los ingresos por publicidad.

La popularidad del consumo de música sin descarga ha frenado las ventas digitales (es decir, el negocio de iTunes) que, a su vez, ya habían hecho mucho daño a la industria discográfica. En Estados Unidos, la venta de discos cayó en el último año un 8% y la de descargas digitales un 6%.

A diferencia de otras empresas tecnológicas como Facebook o Google, Apple no había hecho una adquisición multimillonaria en al menos una década, la empresa ha preferido insistir en sus propios equipos de I+D. Hasta ahora, NeXT, el sistema operativo que creó Steve Jobs durante la época de expulsión de Apple era la mayor compra de la compañía, costó 400 millones de dólares (290 millones de euros) en 1996.

Más información