Selecciona Edición
Iniciar sesión

Extraños en mi Twitter

El servicio añade contenido de personas a las que no se sigue sin previo aviso

La obsesión por hacer que los usuarios pasen más y más tiempo en su servicio ha hecho que Twitter rompa una de sus premisas iniciales. El ‘timeline’, lugar reservado para consultar el contenido de los perfiles que se siguen, ha comenzado a mostrar tuits de personas a las que no se sigue. Un movimiento que certifica el triunfo del algoritmo, del cálculo basado en los intereses del servicio y la inteligencia artificial, sobre la preferencia personal. De momento, se trata de cuentas cuyo contenido está relacionado con el que se ha escogido de manera manual, pero deja una puerta abierta a la inclusión de publicidad, a intercalarla sin consulta previa.

Este tipo de cambios se consideran normales dentro del servicio. A comienzos de semana decidieron convertir los tuits marcados como favoritos, normalmente para indicar que gustaron al lector o una manera de almacenar, en retuits, es decir, que enviaban a todos los seguidores.

La red social no ha emitido comunicado alguno, pero sí ha cambiado los términos de uso: “Cuando identificamos un tuit o una cuenta a seguir, o cualquier otro contenido que es popular o relevante, podemos añadirlo a tu ‘timeline’. Esto significa que, a veces, verás tuits de cuentas que no sigues. Seleccionamos cada tuit a partir de algunas señales, como su popularidad o cómo tus contactos lo están movimento. Nuestra meta es que tu portada sea cada vez más relevante e interesante”.

La polémica ha estallado dentro del propio servicio. La mayor parte de las quejas indican que se trata de una intrusión dentro de sus preferencias. Twitter, que ya supera los 400 millones de usuarios registrados, afronta varios retos: la conquista de nuevos mercados, el descubrimiento de contenido relevante y promover que sus usuarios sean más activos. Se calcula que solo el 10% de las cuentas se actualizan en una misma semana. La frontera entre los que crean y los que consumen es cada vez más amplia, presentar algo de interés basándose en los gustos, según su lógica, puede servir para renovar la primera impresión e invitar a descubrir nuevos usuarios.

Dentro de sus planes para lo que resta de año y el siguiente está el convertirse en una plataforma global de vídeo. La televisión es su mejor aliada, con acuerdos mundiales cada vez con más deportes. Ofrecen repeticiones de jugadas y contenidos exclusivos a partir de una etiqueta (hashtag) concreta.

El fichaje de Baljeet Singh, es su apuesta más clara. Durante cinco años lideró la estrategia de publicidad dentro de YouTube. Ahora quiere repetir el éxito en los 140 caracteres ofreciendo contenido audiovisual profesional y generado por los usuarios en el mismo soporte. De forma experimental, Tony Hawk, una leyenda del monopatín, está subiendo vídeos nativos, sin necesidad de enlazar a un servicio adicional y sin la restricción de los escasos seis segundos de Vine. Solo les quedaría la incursión en el mundo de la emisión en directo.