Apple retira la actualización del sistema operativo iOS 8

El sistema dificultaba el uso normal del teléfono. No habían recibido tantas quejas desde la imposición de sus mapas o desde el problema con la cobertura de la antena del iPhone 4

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, durante la presentación del polémico iOS 8. AP

iOS 8 se ha convertido en el último escándalo reciente de Apple. No se recordaba un nivel de quejas por parte de sus usuarios desde la imposición de sus mapas o desde el problema con la cobertura de la antena del iPhone 4. La diferencia es que los problemas del nuevo sistema operativo, presentado el pasado 2 de junio a los desarrolladores y accesible para todos los clientes de iPhone e iPad desde el pasado viernes, tiene diversos síntomas. Desde dificultades para conectarse a redes wifi a un uso ineficiente de la batería. 

Con intención de solventar el problema, Apple liberó, como se denomina en el argot a la descarga de emergencía, una actualización menor, un parche, que lo arreglase. El efecto ha sido contrario: en algunos casos desactiva la conexión del móvil y no permite hacer llamadas. En otro casos, desactiva el sensor de huellas dactilares. Inicialmente, la actualización estaba dedicada a mejorar HealthKit, el paquete de aplicaciones con foco en el bienestar y la salud, una de las estrellas de iOS 8.

El compendio de errores y quejas se puede consultar a través de Twitter bajo la etiqueta #iOS8bugs. Hay quien se lo ha tomado con humor y ha dedicado una canción a la actualización fallida.

Apple se ha limitado a poner unas declaraciones en boca de un portavoz anónimo para responder a Recode, una página especializada en tecnología: "Hemos retirado la actualización iOS 8.0.1". En el blog para desarrolladores de la empresa indican que el 46% de los móviles y tabletas de Apple ya se han pasado a iOS 8, el 49% se mantiene en iOS 7. El 5% restante se mantiene anclado a versiones anteriores.

Desde el pasado viernes, fecha de salida de la última generación de iPhone, Apple ha vendido más de 10 millones de unidades, entre el modelo 6 y el Plus entre Estados Unidos, donde todavía se hace cola para comprarlo, Australia, Canadá, Francia, Alemania, Hong Kong, Japón, Puerto Rico, Singapur y Reino Unido. Este viernes hará su estreno en España. La previsión de la manzana es estar presente en 115 países antes de que termine el año. A pesar del éxito de ventas, el nuevo modelo se enfrenta a un problema adicional: se suceden las imágenes de consumidores sorprendidos al percibir que su escasa resistencia hace que se doble.