Selecciona Edición
Iniciar sesión

“La red Ello es un negocio”

Paul Budnitz, fundador de la red social antipublicidad, explica las claves de la nueva web de moda, que recibe picos de 31.000 invitaciones por hora

Paul Budnitz, creador de la red social Ello.

Paul Budnitz se define como una persona a la que le gusta crear cosas bonitas. Su perfil se aleja mucho de las típicas historias de éxito en Silicon Valley. Para empezar, porque terminó la universidad y aunque nació en California hace 47 años vive en Vermont. Para continuar, porque su negocio no es el hardware, al contrario, se centra en objetos reconocibles para dotarlos de nuevos diseños con aire clásico. De ahí que crease su propia firma de bicicletas tradicionales, cuya marca es su propio apellido, o los juguetes con toque nostálgico y futurista Kid Robot.

Su aproximación minimalista a las redes sociales se concreta en Ello. La red social de moda, cuyas invitaciones se piden sin disimulo en Facebook -todo vale con tal de entrar-, nació en marzo de este año, pero su despegue no fue real hasta la semana pasada, cuando Facebook decidió echar de su servicio a varias Drag Queen por no usar su nombre real. Como reacción y apoyo, los simpatizantes con la comunidad LGTB de San Francisco se mudaron a Ello por considerarlo un lugar mucho más limpio. Así comenzó un éxito que ha colapsado varias veces sus servidores en los últimos días.

El manifiesto fundacional, y su diseño con tipografías rudimentarias y escasos iconos, evidencian una estudiada sencillez. Budnitz explica en qué consiste su propuesta.

Pregunta: ¿Cómo tuvo la idea?

Algunas particularidades de Ello

Niveles de afinidad: Se puede elegir entre seguir a alguien o hacerle amigo. Los amigos aparecerán en la pestaña principal. El resto, en “ruido”.

Sin límite al publicar: Para publicar algo en el perfil basta con introducir información en una caja dedicada al efecto, no hay un límite de caracteres. Aceptan gifs, imágenes en movimiento. Sin embargo, no existe el concepto “me gusta”, tampoco el “repost” de Tumblr o retuit, para dar más difusión. La única manera de interactuar con el autor es mencionándolo como en Twitter, con una arroba antes de su nombre de usuario.

Respuesta: Hace un año y medio, junto a Todd Berger y Lucian Fohr, del equipo de Berger & Fohr, nos unimos y, charlando, nos dimos cuenta de que las redes sociales ya no eran divertidas. Estaban plagadas de anuncios, posts inflados. Nos parecían feas y desordenadas. También nos parecía horroroso que nuestros posts se leyesen y se vendiesen junto con nuestros datos a los anunciantes.

Ellos trajeron consigo algunos programadores amigos, del colectivo Modeset. Han conseguido hacer de Ello algo sencillo, bonito, sin anuncios y, sobre todo, una red social privada. Pronto habrá miles de personas que quieran darse de alta. Por eso hemos decidido abrirlo bajo un modelo de invitación, para que no se nos vaya de las manos. Estamos sorprendidos con la respuesta.

P. ¿Cuánto ha crecido desde su estreno?

R. No desvelamos esa cifra, pero tenemos picos de 31.000 invitaciones por hora.

P. ¿En qué países encuentra mayor aceptación?

R. Realmente, es un fenómeno global, pero si tenemos que destacar algún lugar, muchísimos vienen de Europa. Especialmente de España, Portugal, Italia, Alemania y Austria. Como no guardamos los datos de los usuarios, realmente no sabemos con exactitud dónde viven.

P. Resulta muy extraño que salgan sin aplicación para móviles…

R. Es justo en lo que trabajamos, pero la versión web para móviles está pensada para que funcione en todo tipo de aparatos.

P. ¿Cuál es su modelo de negocio?

R. Ello es un negocio. Al igual que en la App Store, las funciones generales son gratis y siempre lo serán. Por cantidades muy pequeñas vamos a vender funciones especiales para que los usuarios lo añadan a su perfil. Tenemos miles de peticiones indicando cosas por las que pagarían. Pagar unos cuantos dólares es una buena manera de apoyar una red social que no se ampara en los anuncios.

P. ¿Cómo tratan la privacidad?

R. Con cautela y poniendo al usuario como prioridad. Es lo primero en nuestra lista de prioridades. Estamos trabajando en nuevas opciones, como bloquear [a otros usuarios], que estará lista muy pronto.

Más información