Selecciona Edición
Iniciar sesión

Apple patenta una tecnología para interactuar con hologramas

El dispositivo permitirá tocar con las manos las imágenes proyectadas en 3D

Ampliar foto
Fotograma de la película 'Avatar' que muestra un holograma interactivo.

"Sin visores o gafas 3D". "Sin un medio reflectante". Esa es la revolución que promete la "interactive holographic display device" (dispositivo de interacción holográfica), una nueva patente de Apple publicada ayer por la oficina de patentes del Gobierno de Estados Unidos, según informó Pattently Apple, un blog dedicado a reflejar las innovaciones de esta compañía. Bastará con el móvil o la tablet para que estas imágenes en tres dimensiones se proyecten en el espacio e interactúen con el usuario.

Christopher Horst Krah, investigador estadounidense de Los Altos (California), es el único inventor del proyecto, aunque aún no ha hecho declaraciones de ningún tipo. El resumen de su invento, que se puede consultar en la web de la oficina de patentes, detalla cómo funciona el sistema con diversos diagramas, indicando que se podría emplear no solo para iphones y tabletas, sino también para ordenadores.

ampliar foto
Una de las páginas de la nueva patente de Apple.

La patente explica así su funcionamiento: "La información de una imagen se transmite a uno o varios haces que generan una imagen holográfica del objeto. Uno o más sensores ópticos pueden configurarse para obtener información para detectar la ubicación de un dispositivo interactivo (por ejemplo: el dedo de un usuario) respecto al holograma". Hay que tener en cuenta que Apple registra muchas patentes que no logran desarrollar un prototipo viable.

Es la segunda patente que Apple lanza sobre holografía. El 20 de marzo de 2008 se publicó el registro de otro invento para desarrollar hologramas interactivos e individualizados. La tecnología a desarrollar prometía hologramas visibles sin necesidad de visores desde todos los ángulos. Muchos museos, como el Arqueológico de Madrid, ya utilizan esta tecnología para reconstruir realidades del pasado. Y la medicina ya se encuentra investigando su utilidad para los diagnósticos. El pasado domingo, estos viejos sueños de la ciencia ficción volvían a demostrar que son una realidad muy palpable. Julian Assange, fundador de Wikileaks, dio una conferencia en Massachusetts. Estaba allí, como puede verse en este vídeo, pero también a un océano de distancia, en la embajada ecuatoriana de Londres.