Selecciona Edición
Iniciar sesión

Facebook concluye la compra de WhatsApp

La red social pagará 2.300 millones de euros adicionales para hacerse con la aplicación de mensajería líder

Los iconos de Facebook y WhatsApp en un 'smartphone'. Bloomberg

Facebook no sabía cómo atajar el crecimiento de las aplicaciones de mensajería y conquistar un espacio en el que la japonesa Line y la china WeChat comenzaban a ganar relevancia. La solución a esta carencia, anunciada a primeros de febrero, se saldó a golpe de talonario con la compra de WhatsApp. Inicialmente el precio era de 13.700 millones de euros. Una cantidad que ha crecido en este tiempo y tendrá que sumar 2.300 millones de euros (3.000 millones de dólares) debido a la revalorización de las acciones de Facebook, que han subido un 42% desde entonces.

La red social creada por Mark Zuckerberg ha confirmado esta decisión en un documento entregado a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) al cierre de la sesión. La venta se ha cerrado por 177.760.669 acciones de Facebook y 4.590 millones de dólares en efectivo, además de 45.941.775 acciones "restringidas" a los empleados de WhatsApp.

WhatsApp, fundada en 2009 por Jan Koum y Brian Acton, exempleados de Yahoo!, cuenta con más de 600 millones de usuarios activos mensuales. La operación recibió el visto bueno de las autoridades de EE UU en abril. El pasado viernes, la Comisión Europea (CE) dio su visto bueno al considerar que no se trata de un caso de monopolio. Bruselas argumentó que los ciudadanos seguirán teniendo alternativas en mensajería móvil de otras empresas y que, por tanto, no se creará una situación contraria a la competencia en el sector.

Aunque el acuerdo no estaba cerrado, desde que se anunció ha cambiado la vida del medio centenar de empleados de la aplicación verde. Casi todos cuentan con acciones como forma de pago, que era la manera de atraerlos cuando la aplicación no era más que una promesa sin demasiada solvencia. A finales de este año superarán el centenar.

Dentro del trato cerrado entre el polémico Jan Koum, su creador, y Zuckerberg se detalla que WhatsApp mantendrá su propio equipo técnico. Las operaciones de márketing se llevarán desde Menlo Park, la sede de Facebook, que está a pocos kilómetros de la de su nueva filial. La duda queda en saber cómo será el enfoque del producto en lo sucesivo y si serán capaces de mantener la imagen alternativa que han desprendido hasta ahora. Koum pasará a integrarse dentro de la junta directiva de Facebook. La historia de este programador de origen ucranio retrata a la perfección el sueño americano. Emigró junto a sus padres, ambos ya muertos. No terminó la universidad y durante años vivió ayudándose de cupones para poder comprar comida.

Las oficinas de WhatsApp han pasado de estar en una sala sin apenas decoración y graffitis en las paredes dentro de la sede de una empresa de fundas, a ocupar un edificio de cuatro plantas en el centro de Mountain View, a pocos minutos de la parada del tren que recorre Silicon Valley.

Más información