Selecciona Edición
Iniciar sesión

Apple gana el juicio por monopolio en la reproducción de música en el iPod

La empresa impidió que se pudieran escuchar canciones de fuentes que no fueran iTunes

Steve Jobs durante la presentación de iTunes en Japón en 2005. AP

Un jurado de Oakland (California) falló este martes a favor de la empresa tecnológica Apple en el juicio que se libraba en su contra por presunta violación de las leyes antimonopolio al impedir reproducir en los viejos iPod música procedente de plataformas que no fueran iTunes, su propia tienda de contenidos multimedia. La demanda colectiva de una coalición de consumidores le reclamaba 350 millones de dólares. Durante el juicio, los abogados de los demandantes no dudaron en recurrir a correos enviados por el fallecido Steve Jobs, entonces en uno de los momentos más dulces de su vida, mostrando su reacción ante la posible competencia.

Tras deliberar durante varias horas, el jurado de ocho miembros determinó por unanimidad que la versión 7.0 de iTunes de Apple representó una mejora sustancial del producto porque permitió que programas de terceros pudieran meter sus canciones en los iPod y, por lo tanto, no supuso una violación de las leyes antimonopolio.

Originariamente, los viejos reproductores musicales iPod de Apple (el último modelo fue de 2012), sólo permitían reproducir música adquirida en iTunes, la tienda de contenidos multimedia de la empresa con sede en Cupertino (California). La demanda pidió 350 millones a Apple por bloquear el acceso a sus aparatos a una startup, Navio, cuyo software permitía cargar canciones en el iPod sin tener que pasar por iTunes. La coalición de consumidores consideraba que Apple hizo uso de técnicas propias de un monopolio y les obligó a comprar música más barata, dado que no las podían escuchar en sus iPods. También al contrario, si tenían que renovar el aparato, debía de ser un nuevo iPod, pues no encontraban la manera de trasladar las compras a modelos con un precio más ajustado.

Durante el juicio, la acusación presentó como prueba correos electrónicos enviados por el cofundador de Apple, Steve Jobs. En uno de ellos, enviado en el año 2003 a otros ejecutivos de Apple, Jobs expresa preocupación por Musicmatch, una empresa de software que había abierto su tienda de música. "Necesitamos asegurarnos de que cuando Music Match lance su tienda de música para descargar no se pueda usar en el iPod. ¿Será eso un problema?", pregunta Jobs en el citado correo.

Patrick Coughlin, un abogado de la acusación, anunció su intención de recurrir la decisión.

Más información