Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La tecnología que dominará 2015

La mayor muestra de electrónica de consumo apuesta por drones, wearables, impresión 3D y coche inteligentes

Varios visitantes rodean el coche sin conductor F015 de Daimler en el CES de Las Vegas.

Del 6 al 9 de enero, Las Vegas deja de lado el juego y el pecado para centrarse en los últimos avances tecnológicos. Según la organización del CES, la mayor feria de electrónica de consumo del mundo, este mercado alcanzará un volumen de ventas cercano a los 170.000 millones de euros en 2015.

Las charlas inaugurales correrán a cargo de los consejeros delegados de Ford, Samsung, Intel o Mercedes. Una combinación entre industrias veteranas que buscan reinventarse, el automóvil, con innovación pura, los chips, o mantener su puesto de privilegio, el caso de Samsung.

El automóvil se aleja de Detroit, su cuna, y se acerca cada vez más a Silicon Valley. La irrupción de Google con su coche sin conductor ha sido un impulso para que otras firmas se sumen a esta tendencia. Audi, BMW, Hyundai, Mazda, Volkswagen y Toyota están entre los expositores, ya sea con sistemas de control gestual, conexión al móvil o fórmulas de transporte menos contaminantes. Sin olvidar nuevas tecnologías antirrobo supervisadas través de la red. Según el último estudio de mercado de CEA (Consumer Electronic Association), organizadora del encuentro, las ventas de vehículos con sistemas conectados de serie aumentará un 3% en 2015. El volumen de negocio de este sector alcanzará los 9.200 millones de euros.

Los drones, a falta de un marco legislativo más claro, generarán un volumen de negocio de 800 millones de euros en los próximos cinco años en todo el mundo. Un total de 16 fabricantes mostrarán sus novedades con foco en el deporte, la inmobiliaria o misiones de rescate. En 2015 este mercado ingresará algo más de 104 millones de euros, un 55% por encima del año pasado, cuando se registraron más de 400.000 unidades vendidas. En cinco años se espera que la cifra de negocio alcance los 800 millones de euros.

La impresión 3D, protagonista indiscutible de la cita en 2014, con 3D Systems a la cabeza, estará representada por 30 fabricantes. Aunque la tendencia es que sean más pequeñas y compactas, su área de exhibición es la que más crece, con 1.400 metros cuadrados. El reto que afronta es traspasar la barrera de los especialista y proveer el software sencillo y necesario que requiere hacerlo apto para un público más general. Se mantiene la promesa de crear ropa, calzado, comida e incluso juguetes a la carta, pero con la frontera de hacer accesible su uso en un horizonte cercano.

Las impresoras 3D serán más pequeñas y compactas

Los wearables, con la eterna duda con respecto a las gafas de Google, y la expansión cada vez más patente de los relojes basados en Android, son la última gran apuesta para 2015. Según el estudio presentado por CEA, nueve de cada 100 adultos de EEUU comprarán uno de estos relojes inteligente en este año. Entre los beneficios que más valoran los consumidores está la monitorización de actividades deportivas, salud y planificación de entrenamientos. De este sector se espera que alcance un valor de 100 millones de euros en volumen de negocio y unas ventas cercanas al millones de unidades.

CES no se limita a los grandes fabricantes. Desde hace dos años, Eureka Park, la zona dedicada a las startups, atrae tanta atención por su capacidad para romper moldes y proponer nuevas ideas, como las firmas más reconocidas. Tanto inversores de calado, como curiosos dispuestos a apoyar ideas rompedoras a través de Kickstarter o Indiegogo, las dos plataformas de financiación colectiva que patrocinan a varios de los exhibidores.

Más información