Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Google se hace con el 10% de Space X

El buscador reafirma su interés en proveer de conexión a Internet vía satélite

Elon Musk, cofundador de SpaceX. AFP

Google se acerca al sueño de llevar Internet a todos los rincones del planeta tierra. Una inversión, compartida con Fidelity, de 1.000 millones de dólares le convierte en dueño del 10% de SpaceX, una de las empresas de Elon Musk, uno de los grandes visionarios de Silicon Valley, cofundador de Paypal, de los coches eléctricos Tesla y de esta novedosa compañía que quiere proveer de conexión a Internet con satélites.

Según los planes de Musk, su proyecto será una realidad en cinco años. “Haremos el sistema de comunicaciones más grande que se ha planteado hasta el momento”, indicó a Business Insider. A Google, que no es nueva en este plan de llevar Internet hasta el último confín del planeta, le seduce su planteamiento. Google ya cuenta con su propia red de fibra de alta velocidad en algunas ciudades de EE UU y un plan de globos aerostáticos para llevar conexión a lugar en zonas de conflicto o en caso de emergencia. Sin embargo, carecían de algo tan global y ambicioso como plantea Musk: situar una red de satélites a 1.200 kilómetros de la Tierra y superar, así, los accidentes geográficos más pronunciados. El plan se encuentra en su fase final, tan solo le falta un cheque abultado que ayude a afrontar los gastos.

Los dos tercios de la humanidad que todavía se encuentran fuera de la Red se ha convertido en uno de los negocios más apetitosos para dos grandes, Google y Facebook. Ambas lo recubren de un halo de solidaridad y ayuda al desarrollo. En el caso de Facebook, además de contar con su propio desarrollo de satélites, está cerrando acuerdos con operadoras locales para, a través de su aplicación y de la web Internet.org, ofrecer conexión gratis. De momento funciona en Indonesia, Tanzania, Kenia y Colombia.

El tercero en discordia, en este campo, muy atraído por todo lo que tiene que ver con el mundo aeronáutico, es Richard Branson, el magnate de Virgin. Acaba de cerrar una alianza con el fabricante de chips Qualcomm, líderes en móviles y tabletas, con esta misma finalidad.

Mientras que Google y Facebook plantean encontrar un nuevo público, Musk, visionario rozando la fantasía, ve este avance como un primer paso para ayudarle a colonizar Marte, uno de sus grandes objetivos.

En junio, Google compró Skybox, una empresa dedicada a la fotografía por satélite por 369 millones de euros. No sería descabellado pensar en una colaboración entre ambas.

Más información