Twitter estrena vídeo en directo con Periscope

La red social ha comprado la aplicación, con nueve empleados y sin estar terminada

Periscope, la última compra de Twitter.

Periscope no había nacido y ya pasó a formar parte del universo Twitter a principios de año. Según ha informado hoy la compañía, la aplicación entró en el radar de la red social al ver su potencial, pero todavía no funcionaba, no estaba terminada. Nace hoy, de momento solo en iOS, pero con intención de llegar también en Android en las próximas semanas.

El cometido es muy sencillo: emitir vídeo en directo y difundirlo a través de un enlace en Twitter. Periscope crea el contenido, Twitter lo distribuye. Durante 24 horas se puede participar de la conversación a través de los comentarios del vídeo; después, dependerá del creador que caduque el vídeo, o no, pero la conversación se da por cerrada. En todo caso, el vídeo grabado permanece en el móvil del emisor. Algo tan sencillo y directo, que encaja con la eclosión de las mensajería, las redes sociales y el cada vez más emergente campo del vídeo, está levantando gran revuelo en Silicon Valley.

La empresa, que ha sido comprada por una cantidad que no se ha desvelado, solo cuenta con 10 trabajadores (insisten en contar a la mascota, un perro, como uno más). Seguirá, al igual que pasa con Vine, siendo una empresa autónoma, aunque parte del universo Twitter. La urgencia para darlo a conocer y terminar el desarrollo tiene que ver con la última fiebre, Merkaat. Así se llama un competidor directo que en las dos últimas semanas ha conseguido una inyección de 12 millones de dólares en forma de inversión. La aparición de Merkaat, con más dos millones de usuarios en pocas semanas, ha acelerado que Twitter sacase la chequera y pusiera su maquinaría de apoyo.

Su competidor, Merkaat, ha conseguido una inyección de 12 millones de dólares

Periscope le sirve a Twitter para acentuar su interés en el formato audiovisual. Si a comienzos de 2015 integró los vídeos de hasta 30 segundos en los tuits, ahora quiere que el tiempo de permanencia en la página y su papel en eventos de marcado acento social y noticioso se todavía más importante. Resulta lógico: los anunciantes en EEUU, cada vez más, valoran el tiempo en página que la cantidad de páginas vistas.

Esta no ha sido la única forma de frenar Merkaat que se le ha ocurrido a la compañía del pájaro azul. Durante el festival SXSW de la semana pasada le cerró el acceso, con solo unas horas de aviso, a algunas de sus opciones de difusión.

Es cierto que tanto Justin.tv, hoy reconvertida en Twitch, propiedad de Amazon y usada para emitir partidas masivas de videojuegos, y Bambuser ya permitían hacer directos desde el móvil. La clave de esta nueva hornada está en la optimización del ancho de banda de la conexión del móvil, en parte, y, sobre todo, en la integración con redes sociales. Los diferentes canales de Merkaat solo se descubren a través de Twitter, con los hashtags.

Más información