“Periscope muestra la cara b de un evento, no compite con los medios”

A sus 27 años, el informático desgrana las claves del fenómeno social del año. La aplicación, comprada por Twitter antes de estar terminada, consiguió un millón de usuarios activos en solo 10 días.

Kayvon Beykpour, fundador y consejero delegado de Periscope.

Darle a un botón y emitir en directo desde el móvil: esa es toda la magia de Periscope, llena de sencillez, pero también con un gran potencial. La fórmula del éxito la completa su integración con Twitter. La red social compró el servicio antes de que estuviese terminado para contrarrestar el interés cada vez mayor que despertaba Meerkat. La estrategia funcionó. Se han convertido en el lugar de moda para seguir eventos, humoristas, concentraciones y conciertos. No hay parrilla, el contenido caduca a las 24 horas y el que el vídeo sea en vertical, al principio denostado, se consagra como la opción adecuada para emitir a través del móvil. En apenas tres meses de vida se ha convertido en el medio audiovisual preferido para famosos, cadenas de televisión, deportistas y usuarios que descubren una ventana directa para mostrar lo que les rodea en tiempo real.

Emisión en directo a través de Periscope.

En los primeros 10 días consiguieron un millón de usuarios activos. Nacieron inicialmente en inglés y para iPhone. Dos meses después se estrenaron en Android y una veintena de idiomas entre los que se incluye japonés, español, francés, italiano, alemán, ruso, portugués, turco, polaco, árabe, checo, chino o hebreo. Kayvon Beykpour, fundador y consejero delegado de Periscope, nació a finales de 1988, cerca de San Francisco. Estudió informática en Stanford. Forma parte de esa generación que apenas recuerda la infancia sin Internet.

Pregunta: ¿Cómo surgió la idea para crear Periscope?

Respuesta: Conozco a mi amigo Joe (Joseph Bernstein) desde cuarto de primaria. Desde pequeños hemos compartido pasión por los ordenadores y la programación. Nos entendemos muy bien. Durante un viaje pensamos en cómo sería contar a todo el mundo qué es lo que pasaba a nuestro alrededor en vídeo, sin complicaciones. En lugar de dejarlo en una fantasía, nos pusimos a ello. Seis meses después ya teníamos un prototipo.

P. Antes de terminar la aplicación se la habían vendido a Twitter, ¿por qué?

R. Porque teníamos una visión global, queríamos llegar a la mayor audiencia posible de manera directa. Eso solo se consigue aliándose con Twitter. Ellos ofrecen 140 caracteres, con vídeo y foto, pero no emitían en directo. Nosotros sí. Estábamos totalmente alineados. Ahora somos una start up con recursos. No somos ricos, pero tampoco tenemos que preocuparnos por nuestro día a día, sino en hacer Periscope cada vez mejor.

P. Durante más de un siglo nos hemos acostumbrado a ver desde cine hasta televisión en horizontal, apaisado. Incluso en Internet, ya fuese en 4:3 o 16:9, el vídeo era horizontal. ¿Se consideran unos rebeldes?

R. No. Y tampoco le vemos el sentido al debate. Nos ceñimos a cómo se usa el móvil. Si queremos hacer algo para el teléfono, tenemos que pensar en el usuario. Lo contrario no tendría sentido. Nuestra plataforma es nativa móvil.

Los medios que se han sumado lo hacen para acercar a los presentadores, a las estrellas, para contar de otra manera"

P. ¿Qué usuarios son los más entusiastas en Periscope?

R. El espectro es muy amplio. Desde músicos que estrenan canciones en directo con Periscope a gente que está en una protesta. Hay famosos que interactúan y contestan preguntas de sus fans, asistentes al Google I/O (la conferencia anual del buscador). Lo más sorprendente ha sido dar con la etiqueta #scopetalenteshow, una especie de concurso improvisado con magia, imitaciones, chistes, música… Ahora forman un Periscope Festival, con talentos mundiales. A veces invitamos a la oficina a algunos de los artistas que descubrimos así.

P. La pelea de boxeo entre Pacquiao y Mayweather en Las Vegas multiplicó la popularidad de su aplicación. Despertaron gran polémica por saltarse el sistema de pago de las televisiones. ¿Ustedes se consideran una competencia real?

R. En absoluto. En el boxeo, el baloncesto, el béisbol, la televisión tiene ángulos, repeticiones, definición… Periscope sirve para hacer una idea de algo en primera persona. Puede mostrar la cara b, la parte de atrás de un gran evento, pero nunca competir. Los medios que se han sumado lo hacen para acercar a los presentadores, a las estrellas, para contar de otra manera. Es complementario.

P. Cuando salieron las gafas de Google algunos locales se precipitaron a prohibirlas porque atentaban contra la privacidad de sus clientes. ¿Puede pasar lo mismo con Periscope?

R. En este tiempo, como sociedad, hemos recorrido un camino juntos. El concepto de privacidad ha cambiado. El hecho de que todo el mundo tenga un móvil con una cámara de calidad notable nos ha hecho más conscientes de nuestro poder, pero también de nuestra responsabilidad. Si tengo que decidirme, estoy más del lado de la transparencia, creo que es bueno para el mundo.

P. Cuando usted lanzó su aplicación, estaba Bambuser. En España se utilizó con gran éxito durante el 15M...

R. Sí, había otros competidores, pero ninguno con nuestra facilidad y potencial social. Solo hay que dar dos toque y ¡en el aire! En Bambuser no tenían notificaciones para avisar de una emisión. Si lo estabas viendo, perfecto, pero si no, no te enterabas.

P. ¿Y qué opinan de Meerkat?

R. Que nuestro producto es mejor. Hemos puesto más atención en el usuario. Por ejemplo, nosotros tenemos feedback en tiempo real con los corazones. Sirven para incentivar la emisión. Asumimos que nadie es un presentador profesional, que no somos expertos, pero si te van dando consejos en los comentarios, entiendes mejor qué demanda tu audiencia. Tenemos la repetición, ellos no. Aunque, de verdad, no pensamos tanto en ellos, sino en hacer nuestro camino.

No esperábamos el entusiasmo de Brasil. Estalló en cuanto lanzamos la aplicación en Android. En América Latina apenas teníamos usuarios, fue salir en los móviles de Google y, bueno, locura absoluta en Chile y Argentina"

P. ¿Qué países son los que muestran más interés por Periscope?

R. No esperábamos el entusiasmo de Brasil. Estalló en cuanto lanzamos la aplicación en Android. En América Latina apenas teníamos usuarios, fue salir en los móviles de Google y, bueno, locura absoluta en Chile y Argentina. En Europa, Italia, Turquía y Reino Unido han tenido alto nivel de actividad desde el principio.

P. ¿Durante cuánto tiempo se guarda una emisión?

R. Solo 24 horas, si así lo quiere el usuario. No es una cuestión de dinero, de ahorrar en servidores, ahora son baratos, sino de filosofía. La vida del contenido social es corta. En Twitter si un mensaje no se ve en el mismo día, no se verá, salvo excepciones. Se busca lo fresco.

P. Algunos políticos españoles quizá no piensen lo mismo, sus cuentas se revisan con gran detalle...

R. Esa es una de las excepciones, claro, pero no la norma.

P. Siguieron el patrón clásico de salir primero en iPhone y después en Android. ¿Qué diferencias aprecian?

R. La funcionalidad es muy parecida, pero queríamos hacerlo así. En Android se puede editar el nombre de usuario y manejar el mapa de manera distinta, pero la esencia es similar. Android, desde que usa material design [un diseño de la interfaz claro] no se aleja tanto de iOS. No se trataba de hacer una copia, sino de algo bonito, con sentido, en ambas plataformas.

P. Hablaba del feedback mandando corazones, ¿no es un poco naïf?

R. Es sencillo, directo. Es decir si te gusta o no. Podríamos haber puesto risas, o quizá aplausos, pero pensamos que los corazones son un buen indicador, que motivan a seguir emitiendo.

P. ¿Veremos canales oficiales, algo así como cuentas verificadas?

R. Queremos encontrar la fórmula para descubrir lo que te gusta, pero quizá no encaje con la idea tradicional de canal. Sería algo así como “lo que quieres ver”, con recomendaciones a medida.

Por ahora no pensamos en la monetización. Apenas llevamos tres meses en activo. Solo queremos experimentar"

P. ¿Hay alguna manera de anunciar que se va a emitir algo, de hacer previsiones?

R. No, lo quitamos. No era ni fresco, ni espontáneo. Si se quiere, se puede decir a través de Twitter, pero no dentro de Periscope.

P. ¿Cuál es su modelo de negocio?

R. Por ahora no pensamos en la monetización. Apenas llevamos tres meses en activo. Solo queremos experimentar. Después ya veremos. La prioridad es hacer un gran producto. Estamos muy orgullosos del equipo, de la ambición. Tenemos hambre por mejorar. Ahora nos toca hacerlo todavía mejor. Estad atentos porque habrá sorpresas.

Más información