Selecciona Edición
Iniciar sesión

La prensa digital se reinventa con un nuevo formato universal y abierto

Google y grandes diarios del mundo, como EL PAÍS, crean AMP, un estándar de contenidos que acelerará la consulta de información desde los móviles. Twitter y WordPress lo usarán

Presentación en Londres del acuerdo entre Google y grandes diarios del mundo, entre ellos, EL PAÍS, para crear AMP, un estándar de contenidos que acelerará la consulta de información desde los dispositivos móviles. CARMEN VALIÑO

El presente de los medios es digital desde hace tiempo, pero también es móvil, y cada vez con más fuerza. La consulta de las noticias a través de los soportes móviles ya supera a la que se realiza por un ordenador. Por esta razón, las webs de los grandes periódicos del mundo han acordado renovarse para resultar más amigables y legibles en teléfonos y tabletas. Es la base del acuerdo presentado hoy de forma simultánea en Londres y Nueva York y otras ciudades del mundo entre medios punteros de todo el mundo. Google y más de 30 grandes medios internacionales, entre los que se encuentra EL PAÍS, se han asociado para crear conjuntamente el primer formato universal y en código abierto (es decir, disponible para cualquier desarrollador que quiera explotarlo) que permitirá publicar y distribuir contenidos mucho más rápido.

Hoy es el verdadero comienzo de algo. Una de las cosas que primero surgieron en nuestra conversación con los medios fue la cuestión de los móviles. Nos preguntábamos ¿es una oportunidad o un reto?"

Madhav Chinnappa, responsable de relaciones estratégicas de Google

"EL PAÍS, como miembro fundador de la Digital News Initiative, ha apoyado desde el principio el carácter abierto de este proyecto que permitirá que nuestros contenidos lleguen a un mayor número de lectores en óptimas condiciones desde cualquier tipo de dispositivos, especialmente los móviles", ha afirmado el director de EL PAÍS, Antonio Caño. "Se trata del primer paso de un proceso en el que continuaremos trabajando conjuntamente con Google y el resto de editores para garantizar tanto la mejor experiencia de usuario como el desarrollo de un entorno sostenible para la industria de los medios".

El proyecto presentado hoy se denomina Páginas Móviles Aceleradas (AMP), siglas inglesas que dan nombre a un nuevo estándar, aún un prototipo, que permitirá a los editores, los programadores de aplicaciones y los usuarios consultar las noticias desde sus teléfonos. Empresas tecnológicas como Twitter o la propia Google, plataformas como Pinterest, LinkedIn y WordPress; compañías que ofrecen soluciones analíticas, como Adobe o Chartbeat, y editores como Vox, The New York Times, O Globo o la BBC han confirmado que difundirán contenidos en el nuevo estándar. La lista completa de participantes incluye más de 30 medios.

Los medios que impulsaron inicialmente el formato junto con Google son, aparte de EL PAÍS —el único medio en español—, Les Echos (Francia), Die Zeit y FAZ (Alemania), The Financial Times y The Guardian (Reino Unido), NRC Media (Holanda) y La Stampa (Italia).

ampliar foto
Presentación del proyecto entre Google y medios de comunicación internacionales, hoy, en Nueva York.

Sendas presentaciones simultáneas han tenido lugar hoy en Londres, Nueva York y en otros lugares en Sudamérica y Asia. Madhav Chinnappa, responsable de relaciones estratégicas de Google, ha comenzado la presentación indicando: "Hoy es el verdadero comienzo de algo. Lo que hemos hecho es hablar sobre lo que está pasando en el ecosistema de las noticias. Y una de las cosas que primero surgieron en nuestra conversación con los medios fue la cuestión de los móviles. Nos preguntábamos todos ¿es una oportunidad o un reto?".

Para el representante de Google, todos los medios y la tecnológica coincidieron en dos palabras clave: rapidez y apertura. "Todos necesitamos que nuestras páginas se descarguen mucho más rápido, nuestros usuarios nos lo piden". Desde Nueva York, el ingeniero jefe del proyecto AMP, Dave Besbris indicó que trabajan con la idea de lo instantáneo. No obstante, aclaró que en el formato no habrá nada específico que privilegie estas páginas en el buscador.

Los desarrolladores del proyecto han creado una página web (solo para dispositivos móviles) para que los lectores comprueben la rapidez de la descarga de contenidos: g.co/ampdemo, en la que sugieren buscar términos como 'mars', 'obama', 'nobel prize' o 'el pais'.

La directora de Desarrollo Digital de EL PAÍS, Noemí Ramírez, ha destacado en su intervención que en un momento en el que la mayoría del tráfico ya es móvil, AMP permite impulsar el desarrollo de audiencias y lograr una mayor vinculación del medio con sus lectores, a la par que debe evolucionar para responder a las necesidades específicas de los distintos modelos de negocio. "Este aspecto es clave para el éxito de este proyecto", ha subrayado.

La rapidez, cuestión fundamental

El tiempo en el que se descargan los contenidos se ha convertido en un elemento crucial para que los lectores acudan a un medio u otro para informarse. Que una página tarde en visualizarse o lo haga mal resulta frustrante para sus lectores, mientras que para los editores de diarios es una posibilidad perdida para cuidarlos y obtener mayores ingresos en publicidad.

A diferencia de otros formatos recientes, como el Instant Articles que Facebook lanzó hace unos meses o el más reciente News de Apple, AMP nace como un software en código abierto. Desde hoy estará disponible para cualquier desarrollador que quiera explotarlo, incluso de otros medios de comunicación distintos de los creadores. Las especificaciones están disponibles en el repositorio Github.

Los lectores de noticias, mejores lectores

Los lectores de noticias resultan apetecibles para todos los agentes del ecosistema digital: medios, redes sociales y buscadores, como Google. Un estudio de la consultora digital Parsely indicaba que el tiempo que se dedica a leer o ver noticias es mayor que el de otros contenidos. Además, los lectores de noticias, ávidos de actualizaciones, consultan la Red más a menudo.

El hecho de que se trate de un estándar conjunto de Google y de algunos de los principales medios internacionales ofrece una ventaja para que AMP se convierta en el equivalente para los medios digitales del PDF, para los documentos portátiles; del JPEG para las imágenes, o del FLAC para la música sin compresión. Al haberse creado a partir del lenguaje HTML, el mayor estándar de páginas web, los contenidos en AMP no precisarán de ningún programa especial para ser leídos.

El formato es el primer resultado tangible de la ambiciosa Digital News Initiative, una alianza de Google y grandes editores para fomentar "el periodismo de alta calidad a través de tecnología e innovación", según el buscador. La iniciativa incluye la creación por parte de Google de un fondo de 150 millones de euros en tres años "para proyectos que muestren nuevas formas de pensar en la práctica del periodismo digital", un programa de investigación y formación, y otro dedicado al desarrollo de nuevos productos. De ese programa ha nacido AMP. 

El proyecto surgió de las conversaciones entre los editores y las tecnológicas sobre la urgencia de mejorar el ecosistema para los móviles. El nuevo formato ha sido creado íntegramente por los equipos de desarrollo de producto de Google y de los medios implicados. Aun siendo un proyecto generado por medios europeos, ya se han sumado otros del resto del mundo en su explotación. Es el resultado del trabajo de varios meses, aunque aún precisa de mejoras y de concreciones que se darán a conocer en breve.

Simplificar sin homogeneizar

Danny Bernstein, director de alianzas de producto de Google, ha explicado los dos elementos que están permitiendo aligerar la velocidad de descarga. "Primero, estamos simplificando todo el código HTML que hay detrás de las páginas web actuales, pero con una exigencia: para el lector, las páginas tienen que mantener la apariencia particular de cada medio de comunicación". En otras palabras, las páginas serán más homogéneas en la parte invisible -el lenguaje en el que están escritas-, pero mantendrán la variedad de estilos propios de cada editor.

La segunda clave de la velocidad es el modelo de alojamiento de los contenidos. Ya no estarán alojados únicamente en los servidores de cada medio, sino que la red de Google los replicará para que se distribuyan en cualquier plataforma -Google, Twitter, etcétera- y lugar del mundo. Este sistema permitirá, por ejemplo, que una actualización en una noticia de un medio se vea reflejada de manera casi inmediata en cualquier otra parte del mundo.

Llevamos mucho tiempo buscando una nueva experiencia para nuestro usuarios. Por usuarios no solo me refiero a los lectores, también a los anunciantes y a los creadores. El periodismo de calidad es más necesario que nunca”

Melissa Bell, cofundadora de Vox

El proyecto, aún en sus primeras fases, no tiene fijada una fecha de lanzamiento para la versión definitiva.

Medios como The Guardian, la BBC o EL PAÍS han presentado sus propios prototipos. Para los medios fundadores de AMP, el enfoque del proyecto es muy ambicioso.

El proyecto permitirá una total autonomía de los editores sobre sus contenidos y sus estilos. Para un portavoz de los editores, "esta autonomía es fundamental, porque a la vez permite formar parte de una plataforma mayor, de una iniciativa en la que participan tantos medios importantes".

Los editores manifestaron otra ventaja añadida: será aplicable para cualquier plataforma tecnológica. "Construir soluciones para todas las que existen ahora mismo es algo costosísimo", señalaron, al tiempo que indicaron que "no hay ningún medio de comunicación capaz de permitirse crear su propia solución de manera sostenible". Varios editores invitaron a los medios que aún no se han sumado a la iniciativa a que "colaboren entre sí" y que tengan en cuenta que "no existe ningún ecosistema sostenible que sea capaz de discriminar la experiencia del usuario y la integración de la publicidad. Este proyecto tiene en cuenta ambos aspectos".

En la presentación en Nueva York, Richard Gringras, máximo responsable de Noticias dentro de Google, destacó: “La web lleva 20 años con nosotros, pero tenemos que hacer que sea genial de nuevo, hacer que el contenido fluya, que esté al momento en el móvil”.

Twitter también está entre los compañeros de viaje. Michael Ducher, director de producto de la red social explica los motivos: “No somos un medio como tal, pero sí formamos parte del ecosistema. Llevamos audiencia y somos los primeros en dar la última hora, somos el vehículo conductor. Los editores pueden controlar su marca a través de Twitter y llegar a todos. El clic será todavía más rápido gracias a AMP. Sé que va a servir para consumir más contenido en tiempo real”.

Queremos devolver el poder a los editores, que ellos tengan el control sobre las páginas”

Richard Gringras, máximo responsable de Noticias dentro de Google

No faltaron las suspicacias entre los asistentes en Nueva York, ¿qué lleva a Google a impulsar esto?, se preguntaron. “La web es un gran ecosistema, y tiene que estar para todos. El contenido es la raíz de nuestro buscador, lo que le da sentido”, insistió.

Melissa Bell, cofundadora de Vox, se pronunció en la misma línea: “Llevamos mucho tiempo buscando una nueva experiencia para nuestros usuarios. Por usuarios no solo me refiero a los lectores, también a los anunciantes y a los creadores. El periodismo de calidad es más necesario que nunca”. Cory Haik, directora ejecutiva del Washington Post, se apoyó en los datos para justificar la decisión de sumarse a la iniciativa de Google: “Más del 60% de nuestra audiencia viene a través del móvil. Nuestra aplicación es importante, por supuesto, pero la web no puede esperar. Ha pasado de world wide web, a world wide wait (un juego de palabras en referencia al tiempo de espera)”.

Por su parte, Mario Calabresi, director del italiano La Stampa, se erigió en representante de los medios europeos: “Los medios queremos un futuro sostenible para el periodismo. El periodismo va más allá del formato, la experiencia es muy importante. Por eso estamos aquí”.

Entre los asistentes se encontraba Jeff Jarvis, célebre profesor de periodismo y uno de los más innovadores impulsores de startups de medios. Quiso saber si AMP servirá para que los medios compartan contenido entre sí. Gringras, de Google, dejó la puerta abierta: “Dependerá de ellos, del ecosistema que se cree. Pero si creen que es un buen modelo de negocio, ¿por qué no? Lo importante hoy es que la web en el móvil va a ser instantánea”.

El mercado publicitario no queda al margen de este nuevo formato, pero todavía no se ha integrado. En tiempos en que crece la popularidad de los bloqueadores de publicidad, AMP cobra todavía más sentido. “Queremos devolver el poder a los editores, que ellos tengan el control sobre las páginas”, insistió Gringras, “no se van a recolectar más datos, pero sí sabemos que la publicidad debe ser parte del formato. Conseguir una integración más clara, más evolucionada hará que se olviden muchos problemas actuales”.

Un nuevo modo de hacer los contenidos, la distribución y la publicidad

Nuevos contenidos. El nuevo formato pretende crear un estándar para que todos los medios incorporen fácilmente la enorme variedad de contenidos que ofrecen a sus lectores: galerías de imágenes, mapas, enlaces a redes sociales... AMP se presenta como un formato que permitirá a los periodistas concentrarse en el contenido confiando en que la experiencia visual del usuario estará asegurada.

Distribución rápida y mundial. Además de la velocidad, el nuevo formato presume de ser totalmente adaptable a todo tipo de dispositivos y plataformas. Para Google, "esto significa que noticias o contenidos producidos en España puedan distribuirse en el instante en, por ejemplo, la India". La rapidez no es solo fruto de un diseño ligero, sino del modelo de distribución: los contenidos estarán alejados no solo en los servidores de los medios, sino también en los servidores de caché de Google, de alcance mundial. El buscador indexará más rápidamente los contenidos con este formato para que el lector los localice de inmediato buscándolos en él.

Publicidad. Se trata del elemento aún menos definido del nuevo formato, si bien se aventuran nuevas formas de hacer publicidad nativa. Todos los sitios que incorporen AMP mantendrán la potestad de elegir sus anuncios. El formato será compatible con los modelos de negocio basados en publicidad o en muros de pago.

Más información