Selecciona Edición
Iniciar sesión

Se busca gente especial

En las 'startup' no basta un tipo ingenioso en un garaje: estos son los siete perfiles profesionales imprescindibles

Las profesiones del futuro van pegadas a un teclado y se cifran en código. Son los profesionales de las startups, las velocistas del mundillo tecnológico que han tenido que inventar nuevas profesiones para adaptarse a la velocidad-luz del negocio digital. Según la Unión Europea, en 2020 habrá un millón de puestos de trabajo por cubrir que requieran conocer los entresijos de la informática. Si está pensando en preparase para dar el salto y contribuir a la próxima Facebook, Google o Uber, siga leyendo. Descubrir estos siete perfiles imprescindibles en una startup del presente puede marcar la diferencia entre saber a lo que se va o ir a ciegas.

Experto en usabilidad

Es el encargado de mejorar y monitorizar la experiencia del usuario. Por ejemplo, si se trata de una web o app, el experto en usabilidad tendrá que comprobar cada aspecto gráfico y de gestión de esa web, desde el formulario de suscripción hasta el aspecto de cada botón. Cada ínfimo  cambio tiene drásticos resultados en la satisfacción del internauta.

Front end

Su labor es el diseño y programación del interfaz. Necesita colaborar estrechamente con el experto en usabilidad y realizar cambios constantes para encontrar la mejor versión posible de las vías de interacción con el usuario. Su labor conjunta determinará el éxito o fracaso en lo fácil que le resulte al usuario disfrutar del servicio que se le ofrece. 

Back end

El experto entre bambalinas que domina el lenguaje de programación en el que se ha creado la web o aplicación de su startup. Como cualquier otro perfil del universo techie, está obligado a estar a la última en cuanto a lenguajes de programación de moda. Python y Ruby On Rails son dos de los lenguajes que más suenan hoy en día.

Dueño del producto

El eje central de toda la gestión del proyecto. Es el cargo que asume la visión global de todo el desarrollo, dirigiendo a los equipos de programación y diseño y con un conocimiento profundo de cada aspecto del producto. Aunque no necesita ser un programador o ingeniero, es obligatorio que se sepa comunicar técnicamente con estos equipos.

Experto en growth hacking

La notoriedad en Internet se vende cara. La labor de este profesional es lograr que una empresa que va encontrando su camino explote en número de usuarios con diversas técnicas para captar y reconducir tráfico de la web. Uber, la startup más valorada financieramente del momento, basó una parte esencial de su éxito en potenciar esta técnica.

Data scientist

Toda startup genera un ingente volumen de información, especialmente sobre sus usuarios. Así que su análisis es clave para que la compañía detecte tanto el perfil de sus clientes como los pros y contras de su estrategia de crecimiento. Es de los más demandados por la necesidad constante de monitorizar la evolución y satisfacción de los usuarios.

Ingeniero Devops

Otro de los perfiles en boga. Es un ingeniero que, una vez lanzada la tecnología, debe automatizar las tripas informáticas del servicio y asegurar su buen funcionamiento ante las constantes actualizaciones y nuevas versiones. Cientos de publicaciones específicas de startups lo tienen por un puesto crucial.