Dime cómo usas el móvil y te diré cuál es el ideal para ti

Hay un teléfono inteligente para cada tipo de usuario, porque no todos los consumidores buscan lo mismo en un móvil, ni se fijan en los mismos criterios

El teléfono Lenovo Phab Plus.

Los españoles cambian de móviles como de calcetines. España es líder en el uso de los smartphones en Europa, según el estudio La Sociedad de la Información en España 2014 de Fundación Telefónica, y la tasa de penetración de la telefonía móvil es del 108,5%, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información: en abril de este año se han superaron los 53,6 millones de terminales. Por ello no es de extrañar que haya una oferta tan variada de terminales como tipos de personalidades, tanto de las marcas de siempre como de las nuevas firmas nacionales que piden paso con fuerza. Estos son los perfiles y los teléfonos para cada tipo de usuario.

El escueto: Punkt MP01

Indicado para quienes priorizan utilidad, sencillez y facilidad de uso por encima del diseño. Bajo el mantra "cuanto más hacen nuestros teléfonos, más demandan de nosotros", este terminal es en realidad un anti-smartphone. Un móvil como los de antaño, creado para satisfacer dos necesidades básicas: llamar y enviar mensajes de texto. Sin actualizaciones de estado ni notificaciones. Y con aspecto de calculadora de bolsillo.

En torno a 295 euros.

El fashion: Moto X Style

El móvil es un complemento de moda más, sobre todo para quien disfruta yendo a la última. El Moto X Style es uno de esos terminales para presumir. Un smartphone con curvas traseras que gusta mirar y tocar gracias a la suave superficie de resina de su cubierta posterior, que además tiene unos contornos muy ergonómicos.

A partir de 515 euros.

El conservador: Fairphone 2

Para esas personas que no tienen ninguna intención de renovar el smartphone cada año y, por el contrario, buscan uno lo más duradero posible. Fairphone se antoja perfecto para estos  conservadores (no por su mentalidad, sino porque les gusta lo de conservar las cosas). Este móvil de comercio justo se fabrica pensando en su máxima durabilidad y en sus posibilidades para ser reparado por módulos para que seguir con él sea barato y fácil.

529 euros.

El workaholic: Lumia 950 XL

Trabajar, trabajar y trabajar. Por si usas el móvil habitualmente para revisar documentos, y tu smartphone ideal es un tabléfono manejable en el que puedas editar textos y hojas de cálculo o crear presentaciones. A este además puedes conectar un ratón o un USB para transferir archivos si fuera necesario. En ese caso lo mejor es un Lumia 950 XL: un teléfono Windows con paquete Office, pantalla de 5,7 pulgadas y un procesador de ocho núcleos.

En torno a 700 euros.

El adicto: Zenfone Max

Érase a un hombre a un móvil pegado... que necesitaba una buena batería. Justo como la que tiene el nuevo Asus ZenFone 2 Max, con una capacidad de 5.000 miliamperios por hora (mAh). Eso se traduce en unas 37 horas de conversación, 32 horas de navegación, más de 23 horas de reproducción de vídeo y cerca de 80 horas de reproducción de música. Sirve incluso para cargar otros dispositivos.

En torno a 350 euros.

El paranoico: Blackphone 2

Este teléfono está dirigido fundamentalmente a empresas, gobiernos y personas que viven en países donde la seguridad y la privacidad no están garantizadas. O a quienes les preocupa mucho la vulnerabilidad de los smartphones. Blackphone 2 es la nueva versión del teléfono de Silent Circle, diseñado desde cero para proteger al máximo la privacidad de sus usuarios.

Sale por unos 800 euros.

El del tamaño sí importa: Lenovo Phab Plus

Si te gustan grandes, el último tabléfono de Lenovo mide 6,8 pulgadas. Ideal para ver vídeos y tener una buena experiencia multimedia. Se vende por 460 euros aproximadamente. Y si te van pequeñitos y compactos, tienes muchos smartphones de 4 pulgadas para elegir: Sony Xperia E1, LG Joy, iPhone 5s, Nokia Lumia 530, 532 y 435, BQ Aquarius E4, Blusens Smart View...

El juguetón: Samsung galaxy s6

Para quien busca lo mejor para el gaming, lo más importante no es tanto el terminal en sí sino su unidad de procesamiento gráfico (GPU), responsable de generar todo el apartado visual del juego. Uno de los mejores para juegos móviles es el Mali-T760, de ocho núcleos, presente en dispositivos como el Galaxy S6 (desde 499 euros). Y su pantalla ayuda bastante.

Groupies de la manzana: iPhone 6s

Al que le va esta opción le va adquirir lo que se compra la gente. Es decir: lo último de Apple, el iPhone del momento. Y ese es el 6s: un móvil de alta gama que destaca por sus nuevas y variadas formas de interacción (con distintas posibilidades de previsualización y respuesta a diferentes tipos de tacto), por la calidad de la grabación de vídeo (en 4K) o por la toma de fotos con sonido y movimiento, entre otras múltiples opciones.

A partir de 749 euros.

Para patriotas: BQ y más

No podía faltar la mención para aquellos que desean un móvil made in Spain. En la lista se encuentran fabricantes como BQ, Geeksphone, Blusens, Unusual o Energy System. Además son dos por uno: para amantes de los terminales españoles y para los que no se rascan gran cosa el bolsillo.

Desde 60 euros.

Más información