Selecciona Edición
Iniciar sesión
FOTOGRAFÍA

Las cámaras contraatacan y se conectan

Sacar una gran foto sigue siendo coto de las cámaras de siempre, que buscan en la conectividad a la red y a los teléfonos el antídoto contra la extinción

El teléfono móvil compite ahora con las cámaras de fotos.

Cuando se presentó el iPhone 3GS en 2009, algunas empresas de tecnología fotográfica lanzaron cámaras compactas capaces de publicar fotos en Internet. Hoy estas casi han sido borradas del mapa por la competencia de los teléfonos. Pero incluso los móviles más avanzados están muy lejos de ofrecer la calidad de imagen y las prestaciones de las cámaras profesionales y semiprofesionales. Además, algunas ya cuentan con tecnología para interactuar con teléfonos y tabletas.

La conectividad inalámbrica permite a los que usan estas cámaras mostrar en redes sociales casi en directo cómo se realiza un proyecto fotográfico; revisar y organizar fotos cómodamente en una pantalla de gran tamaño, como la de una tableta; editarlas rápidamente en un teléfono o incluso usar este como mando a distancia. Algo que es bastante útil si la máquina está montada en un trípode o queremos captar un ángulo poco usual.

Pentax K3 II

La cámara réflex de formato APS-C más avanzada de Pentax recurre a una curiosa estrategia para enviar fotos o controlar sus funciones con un móvil de Android o un iPhone: una tarjeta denominada Flucard es capaz de dotarla de conexión Wi-Fi al insertarla en una de sus dos ranuras SD. También integra un GPS que en combinación con el sistema de estabilización de imagen facilita la realización de fotografías astronómicas.

Precio. Cuerpo sin objetivo, 999 €. Con el objetivo 18-55 WR, 1.099 €. Tarjeta Flucard (16 gigas) 99 €.

Panasonic Lumix DMC-CM1

Este dispositivo es un híbrido entre una cámara compacta de prestaciones avanzadas y un teléfono con sistema operativo Android. Su sensor de imagen de una pulgada y 20 megapíxeles, su objetivo Leica, sus controles manuales y la posibilidad de grabar archivos RAW (los que contienen la imagen a la máxima definición) la alejan bastante de lo que ofrece cualquier otro teléfono del mercado. Puede grabar vídeo a una resolución de 4K (3840x2160). El visor también cuenta con una resolución Full-HD. Como móvil resulta solvente, aunque sus prestaciones quedan por debajo de las características de los teléfonos de gama alta actuales en el mercado.

Precio. 800 €.

Fuji X100T

Esta cámara tiene un espíritu clásico, como delata su visor óptico y su objetivo fijo de 35mm. A  pesar de ello no renuncia a la conectividad. De hecho, aunque Fuji tardó en implantar la conectividad Wi-Fi en sus cámaras, en la X100T este aspecto está muy cuidado. Tanto a la hora de transmitir fotos como a la hora de hacerlas ayudándonos del móvil. Su sensor APS-C de 16 megapíxeles responde adecuadamente, incluso cuando la luz escasea. Algo a lo que también ayuda la potente luminosidad que posee su objetivo.

Precio. 1.199 €.

Olympus OM-D E-M5 Mark II

Esta cámara sin espejo pensada para profesionales y usuarios avanzados está entre las más punteras que ha lanzado Olympus hasta la fecha. Su gran baza es un tamaño más contenido de lo que suele ser habitual, sobre todo por las reducidas dimensiones de los objetivos. Con ella la empresa ha cuidado la conectividad y podemos usar un móvil Android o un iPhone para manejarla, incluso fotografiando en modo Bulb o grabando vídeo. El compromiso de Olympus con la conectividad de las cámaras queda patente también con su proyecto Air A01, una peculiar cámara inalámbrica pensada para interactuar con móviles.

Precio. Cuerpo sin objetivo 1.099 €. Con objetivo Zuiko 14-42 EZ 1.299 €.

Nikon D7200

Con sensor APS-C, esta cámara semiprofesional de Nikon de 24 megapíxeles, hereda el mecanismo de enfoque de 51 puntos de algunas cámaras profesionales de la firma. Cuenta con Wi-Fi para captar imágenes de forma remota y enviarlas a un móvil, aunque sin demasiado control sobre los mandos manuales. También dispone de un sistema de transmisión NFC. Esta tecnología permite acercar un teléfono compatible a la cámara para transferir directamente la imagen.

Precio. 1.349 € con el objetivo AF-S Nikkor DX 18-105 mm f/3.5-5.6G ED.

Sony A7R II

Sin espejo profesional, es una de las más aplaudidas de 2015 por su gran número de prestaciones: sensor de imagen full frame de 42 megapíxeles, estabilizador de imagen de cinco ejes, grabación de vídeo 4K e incluso la posibilidad de poder usar algunas apps. Como la que permite subir directamente a Flickr las fotos al conectarla a una red wifi. También puede interactuar con dispositivos móviles con Android, iOS y Windows enviándoles imágenes o permitiendo controlar el disparo. Cuenta con tecnología NFC.

Precio. Cuerpo sin objetivo, 3.500 €.

Canon EOS 6D

Esta cámara semiprofesional es la primera réflex full frame de Canon que dispone de conectividad wifi. La aplicación de Canon para móviles permite controlarla de forma remota, con acceso a las funciones manuales de disparo, y acceder a las imágenes almacenadas en la memoria. También incorpora un GPS que permite clasificar las fotografías en función del lugar en el que fueron tomadas. Su sensor de 20 megapíxeles, sus amplias prestaciones para grabar vídeo de forma profesional, y el enorme número de objetivos compatibles son algunos de sus puntos fuertes.

Precio. Cuerpo sin objetivo, 2.000 €.

Más información