Selecciona Edición
Iniciar sesión
RICK TETZELI, BIÓGRAFO DE STEVE JOBS

“Siempre se da una imagen de Steve Jobs mezcla de genio e imbécil”

La enésima biografía del fundador de Apple no tiene un título muy arriesgado pero ofrece un ángulo interesante y nuevo

Steve Jobs en una fotografía de archivo

Desde Brooklyn (Nueva York), por teléfono, nos atiende Rick Tetzeli…, ¿con un iPhone quizá?

Pues sí.

Rick Tetzeli

Periodista especializado en temas económicos y tecnológicos. Actualmente es redactor jefe de Fast company y fue subdirector de Fortune. Ha trabajado también para Entertainment weekly y Time. Junto a Brent Schlender firma El libro de Steve jobs (Ed. Malpaso).

¿Por qué quisieron escribir un libro sobre Steve Jobs?

Brent [Schlender, coautor del volumen] cubrió 25 años la información sobre él en el The Wall Street Journal y Fortune, y siempre decía que Jobs había cambiado más que ningún otro hombre de negocios que conociera, y pensábamos que eso no estaba reflejado en nada de lo publicado. Siempre se da una imagen de él entre el genio y el imbécil, que no cambia a lo largo de su vida.

¿Qué tenía de especial el personaje?

Era un genio, con un talento increíble, capaz de añadir un elemento a algo y descubrir que de la mezcla ha resultado completamente distinta. El iPod no fue el primer reproductor de música, ni el iPhone el primer smartphone, ni el iPad la primera tableta, pero tienen algo que los hace distintos a todo lo anterior.

Jobs tenía un lado muy espiritual…

Sí, nunca se conformó con la explicación estándar de las cosas. Apple no quiso colaborar al principio con el libro... Eso es algo que nos costó un año y medio.

¿Y cuál era el motivo concreto?

Habían colaborado con Walter Isaacson [Steve Jobs: La biografía, 2011] y pensaban que con eso ya habían cumplido. Además, creo que Apple estaba y de alguna forma aún está en una posición difícil. Deben honrar a Steve Jobs y sus logros pero, por otro lado, saben que la compañía tiene que avanzar dejando atrás su figura.

Ya que menciona el libro de Isaacson, le pregunto: que el suyo esté escrito post mortem, ¿les da ventaja?

Varios amigos de Steve que hablan en nuestro libro no quisieron hacerlo cuando él estaba vivo. Es diferente porque es la historia de alguien que cambia, no como en la película, por ejemplo. La odio.

En sus inicios, cuentan, pensaba que podía hacer cualquier trabajo mejor que cualquiera. ¿Cambió de opinión?

Sí, cuando Apple se convirtió en un gigante tuvo que asumir que su director financiero sabía más de finanzas que él...

¿En qué más cambió?

De joven pensaba que el mundo cambiaría con un producto. Al madurar se dio cuenta de que las cosas se cambian gradualmente. Y que así los cambios son incluso más profundos.

Jobs creía que Gates no tenía gusto

¿Cómo era su relación con Bill Gates, el fundador de Microsoft?

Con altibajos. Fueron fieros competidores, Jobs creía que Gates no tenía gusto. Les preocupaba el dinero y ganar cuota de mercado…, pero se respetaban mucho. Al final de su vida Gates bajó a California a ver a Jobs antes de que muriera, y le escribió una carta.

¿Qué les diferencia más?

Gates es un brillante estratega de los negocios. Gates pensaba en el negocio, Jobs pensaba en ti y en lo que quieres.

Jobs era un perfeccionista, ¿se sintió plenamente satisfecho alguna vez?

No, seguro que no.

¿Ni con el iPhone?

Estaba muy orgulloso del iPhone. Es el dispositivo que lo cambió todo.

¿Lo veía como su mejor creación?

Como la más importante. También le encantaba el iPad porque, para él, el acceso a la información debía ser muy sencillo.