Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Qué esperar de CES 2016

La mayor feria de electrónica de consumo se celebra en Las Vegas y se centra en coches, realidad virtual, robótica, impresoras 3D y wearables

Una semana consagrada a los adelantos tecnológicos en el desierto de Nevada, esa es la promesa de CES en Las Vegas. La feria comenzó como una cita para un sector muy concreto y se ha convertido en la mayor muestra tecnológica del mundo. A pesar de la pujanza del Mobile World Congress de Barcelona, cita ineludible para las telecomunicaciones, móviles y apps, CES ha sabido reinventarse para acoger todo lo demás, que no es poco. El programa de conferencias cuenta con más de mil directivos con nombres como Reed Hastings, fundador de Netflix, Brian Krzanich, consejero delegado de Intel o María Barra, su homónima en General Motors. Cada uno tocará algunas de las claves del próximo año: contenidos, wearables y capacidad de proceso, así como el futuro de la automoción.

Se espera que Google y Ford presenten una alianza para impulsar el coche sin conductor. Esta no es la única sorpresa del buscador, que junto a Lenovo desvelará los siguientes pasos de Project Tango, su plan para digitalizar la realidad y crear experiencias virtuales más ricas. En esta misma línea, se espera que Samsung muestre cómo serán los mandos de sus gafas Oculus VR. Su compatriota LG se centrará en una nueva línea de electrodomésticos conectados a Internet.

Se espera que Google y Ford presenten una alianza para impulsar el coche sin conductor

Los wearables, con Fitbit como líder del mercado, pretenden ir un paso más allá en gestión de datos y predicción de comportamiento humano. Incluso comienzan a despuntar los que miden también la localización y consumo energéticos de sus mascotas caninas.

Sony suele desplegar renovación de catálogo en CES. Se espera que en esta ocasión la lluvia sea especialmente inmensa, con especial atención a Morpheus, sus gafas de realidad virtual, hasta ahora centradas en videojuegos gracias a la potencia de PlayStation 4.

Microsoft, un clásico que durante la época de Steve Ballmer solía abrir el show, apostará por una renovación de su gama de tabletas con alma de PC Surface, un híbrido que gana cada vez más aceptación por su capacidad para combinar ocio y mundo profesional.

Impresoras 3D y drones lucharán por ser más pequeños todavía, en tamaño y precio, para llegar a ser verdaderamente populares.

Apple, gran ausente

Y como cada año, habrá un gran ausente, Apple. Fiel a su ritmo, la compañía prefiere mostrar productos solo en los eventos organizados por ella misma. Su protagonismo queda asegurado con los diferentes complementos para su móviles y tabletas, así como las aplicaciones que, en Estados Unidos, todavía se suelen lanzar primero para su sistema operativo iOS.

En 2012 se estrenó Eureka Park, una zona dedicada a las start-ups. Desde entonces no ha dejado de crecer. España tendrá presencia con una firma, Ontech Security, dedicada a la monitorización de hogares y empresas. Su servicio, Wardiam, sirve para detectar si alguien se acerca a una ventana, cerradura o punto del hogar cuando se está lejos del mismo. Permite distinguir entre personas, animales u objetos antes de alertar a los servicios de protección.

Durante la cita, EL PAÍS ofrecerá información puntual de la mano de sus enviados especiales Rosa Jiménez Cano y José Manuel Abad Liñán, desplazados a Las Vegas.

Más información