Selecciona Edición
Iniciar sesión

La mayor feria de tecnología consagra los nuevos PC de bolsillo

Un ordenador del tamaño de un 'pendrive' y un dispositivo de bolsillo que carga Windows 10 en un iPad son ejemplos de cómo la miniaturización marca la pauta de los ordenadores

Intel, el fabricante de procesadores, parece obsesionado por la miniaturización de sus dispositivos. Impulsado por los wearables y el Internet de las cosas, la firma no se contenta con esas posibilidades, de por sí ya enormes, de expansión de sus productos y se ha lanzado a crear un PC del tamaño y la apariencia de un pendrive que se puede conectar a cualquier dispositivo (por ejemplo, una pantalla) a través del puerto HDMI y volverla, por arte de microelectrónica, inteligente.

El nuevo Quark SE SOC mide algo más de 11 centímetros e incorpora la versión Windows 8.1, un procesador de cuatro núcleos Atom, 32 gigas de almacenamiento y 2 de RAM, y conectividad wifi y Bluetooth. Es una de las novedades en microhardware que han aprovechado el altavoz del CES, la mayor feria de tecnología de consumo del mundo, para darse a conocer entre televisores de más de cien pulgadas y coches eléctricos cada vez más grandes.

Intel ya había presentado el año pasado otro dispositivo similar, pero con peor rendimiento y una sola entrada USB. Este incorpora dos.

La compañía de Santa Clara (California) prepara también una versión de su nuevo micro PC que soporta Linux, aunque con memoria RAM y almacenamiento más reducido. También lo será su precio: 89 dólares frente a los 149 de la versión con Windows.

El nuevo Quark SE SOC de Intel.

Que el PC plante batalla a los dispositivos móviles reduciéndose no es exclusiva de Intel. InFocus, un fabricante de proyectores, propone con su Kangaroo Mobile Desktop Computer un gadget que cabe en un bolsillo, apenas llega al centímetro y medio de grosor, y por menos de 100 dólares permite convertir cualquier pantalla en un pequeño ordenador con Windows 10.

El dispositivo es una de las propuestas de la feria paralela al CES de Las Vegas, PepCom, y rompe, además, las fronteras de la fidelidad (obligada) de algunos sistemas operativos y sus hardwares: permite que un iPad de Apple opere con Windows 10 y además incorpora conexiones vetadas en las cerradas tabletas de la manzana. Incorpora un procesador Intel Atom x5 y, para que la experiencia Apple-Windows sea completa, también un sensor de huella dactilar.

Más información