Cinco ‘apps’ para subir la cuesta de enero

Las aplicaciones para controlar los gastos ofrecen la posibilidad de ver el estado de nuestras cuentas e incluso enviar alertas si hay gasto excesivo

Ha llegado la temida cuesta de enero y, con ella, el obligado ajuste de la cartera. Los excesos de la Navidad han causado estragos en las economías domésticas y para muchos, está a punto de llegar el cargo de la VISA con buena parte de los regalos propios de estas fechas. Ahora bien, también en esto podremos recurrir al manido "there’s an app for that" ("hay una app para eso"), que en este caso nos servirá para volver a poner orden en las cuentas de la casa. Y son muchos los enfoques que encontraremos en las diferentes tiendas de aplicaciones:

Fintonic (Android/iOS)

¿Sabemos realmente todo lo que sucede en nuestra cuenta corriente al detalle? Seguro que muchos se lo toman en serio y con lápiz y papel van apuntando cada movimiento y cotejando los cargos de la tarjeta. Pero al final exige entrar en la página web del banco (o la aplicación móvil, si la tiene), para ir desgranando cada uno de los movimientos. La aplicación gratuita Fintonic nos hace el trabajo sucio de agrupar esos apuntes en la cuenta a algo tan elemental como gastos e ingresos, y darnos el susto de comprobar lo que nos dejamos cada mes en el supermercado, móviles, Internet o gastos corrientes.

Spending Tracker.

La aplicación ofrece esta información, de una manera muy visual e intuitiva, de manera que de un vistazo podemos ver si nos hemos pasado en gastos ese mes y en qué lo hemos hecho. La aplicación enviará alertas al móvil, además, cuando haya un gasto excesivo, y nos permite establecer topes mensuales por concepto. Para obtener toda esta información, tendremos que confiar la clave de la banca electrónica, y la firma explica, para evitar suspicacias, que no se pide un solo dato personal del usuario: “Eres sólo un número”, explican en su web.

Spending Tracker (Android/iOS/WP)

Fintonic es una aplicación perfecta para llevar un seguimiento al dedillo de los movimientos bancarios, pero... ¿y el gasto corriente en metálico? Si es de los que vas apuntando hasta los cafés que te tomas al cabo del día, será necesario un proceso mucho más manual, y Spending Tracker puede ser de gran ayuda. La idea es ir apuntando sobre la marcha lo que vamos gastando, y lo haremos de una manera muy sencilla: en grandes grupos de gastos, de forma que la lectura y análisis posterior sea también simple. Es un principio similar al de Fintonic, pero llevado al detalle y como apuntamos, sobre el gasto en metálico. La aplicación es también gratuita y permite establecer gastos recurrentes de forma que no tengamos que introducirlos a mano (el cortado de todos los días, o los peajes camino del trabajo, por ejemplo).

Tus Gastos/My Value (Android/iOS)

Algunas apps permiten establecer gastos recurrentes de forma que no tengamos que introducirlos a mano

Posiblemente, el mejor equilibrio para quien tenga sus gastos repartidos por igual en metálico y mediante pago por tarjeta sea emplear una solución intermedia entre las dos presentadas anteriormente. Y MyValue se acerca mucho a este objetivo. Esta aplicación es más un servicio en la nube que integra tanto los movimientos bancarios por un lado con MyValue (básicamente, es el mismo esquema que Fintonic), y los gastos en metálico por otro mediante una aplicación separada bautizada como Tus Gastos. Con estas dos aplicaciones, el usuario tendrá todos sus gastos controlados, e incluso con MyValue, podrá establecer previsiones de gasto por concepto (por ejemplo, este mes en restaurantes me quiero gastar tantos euros), y será el propio sistema el que le alerte que está llegando a su límite o incluso superándolo.

Shoeboxed (Android/iOS)

Las soluciones que hemos visto hasta el momento son muy válidas para la gestión de la economía doméstica o personal, pero si uno es autónomo y quiere ir aún un poco más lejos, existen soluciones profesionales que le ofrecen todavía muchas más prestaciones. Entre ellas nos quedamos con Shoeboxed, una aplicación que gestiona todos los tickets y recibos por nosotros, y que viene especialmente bien para aquellos que quieran registrar sus gastos por motivos profesionales. Esta aplicación es en realidad un servicio en la nube que escanea los recibos y facturas por nosotros, y tras procesar el documento con tecnología de reconocimiento OCR, nos lo sube a nuestra cuenta personal en la nube donde podremos gestionar de una manera eficiente los gastos y llevar un control de los mismos.

Shoebox es una aplicación muy útil para los autónomos

El funcionamiento es el siguiente: uno paga una comida de trabajo y saca una foto con la aplicación móvil del recibo, indicando que se trata de una comida (el inconveniente es que la aplicación únicamente está en inglés). En ese punto la app envía el ticket a sus servidores donde es procesada y donde los motores de búsqueda extraen todos los datos del recibo de forma que luego sea más sencilla su contabilización. La app cuenta también con un sistema de kilometraje que medirá la distancia recorrida para una posterior imputación de los gastos. Es gratuita hasta cinco recibos al mes, a partir de los cuales ofrece una opción premium a partir de 9,99 euros al mes por cincuenta documentos procesados.

Más información