Las mejores ‘apps’ y gadgets para ponerse a punto

Móviles, pulseras, aplicaciones... Todo lo que hay que saber para que la tecnología nos ayude a mejorar nuestra salud y bienestar

Cuesta de enero y arrastrando algunos kilos de más tras los excesos de las navidades, uno mira hacia adelante y toca ya comenzar a pertrecharse para la operación bikini o, al menos, intentar cumplir los propósitos de un año más saludable. La tecnología llega una vez más al rescate para hacernos la vida mucho más fácil, y también a la hora de recuperar el tono. Y no sólo nos referimos a las múltiples aplicaciones disponibles, sino también a la creciente cantidad de pulseras y relojes inteligentes que medirán cada paso que damos, y que al menos harán que seamos más conscientes de lo activo o sedentario de nuestro día a día.

Todos los datos de las 'apps' se recogen en la nube y aprovechan también el elemento social para rivalizar con los seguidores y de esta manera animarnos a salir a la calle

Pero la salud no implica únicamente hacer deporte y sudar la gota gorda: también un descanso de calidad y no pasar excesivas horas sentados o llevando una vida sedentaria. Más allá de las mediciones que hagan las aplicaciones o sensores que llevemos encima, lo realmente interesante del asunto es que al saber que estamos siendo fiscalizados en lo que toca a nuestra actividad, es más fácil que optemos por subir ese par de pisos andando y dejar de lado el ascensor para que quede constancia. ¿Cuáles son las aplicaciones más completas?

Para medir la calidad del sueño

SleepCycle Alarm Clock (iOS/Android): Se trata sin duda de una de las joyas que uno puede encontrar en las tiendas de aplicaciones. Esta app mide, bien sea mediante el acelerómetro o bien mediante una hábil utilización del micrófono del móvil, nuestra actividad durante el sueño. La app, además de medir la calidad de la actividad, calcula el momento óptimo para despertarse en función de la fase en la que se encuentre el usuario. Por la mañana muestra una gráfica con los momentos de sueño profundo y aquellos en los que es más ligero y, de alguna manera, ayuda a que uno se conciencie un poco más sobre la importancia de un buen descanso.

Jawbone Up (iOS/Android): Se trata en realidad de una combinación que incluye la pulsera de medición Up, junto con una excelente aplicación que recaba toda la información que los sensores de la misma envía de forma inalámbrica y sin que el usuario tenga que hacer nada. En lo que toca al sueño, se trata de la forma más precisa de medir la actividad nocturna puesto que llevaremos el medidor de actividad en la muñeca. Al igual que en la aplicación anterior, Up nos despertará en el momento más idóneo dentro de la franja horaria que le hayamos indicado, y lo hará además vibrando suavemente en la muñeca.

Beddit (iOS/Android): Pero si lo que quiere uno es una medición de precisión de la calidad del sueño, lo más recomendable es que opte por una solución específica como es el caso de Beddit. Al igual que Up, se compone de un dispositivo que colocaremos en el colchón y que se encargará de medir con una elevada precisión nuestras fase del sueño y los movimientos durante la noche. Beddit es en realidad la apuesta más específica y profesional de las disponibles en el mercado y ofrece un torrente de datos que apabullará al usuario, entre ellos además, el ritmo cardiaco.

Para la actividad física

Runkeeper (iOS/Android): con sus más de 40 millones de usuarios repartidos por todo el globo, se trata de una de las aplicaciones más célebres y utilizadas entre los que hacen deporte con frecuencia. Aunque podríamos citarla como una aplicación de actividad deportiva, en realidad se acerca más al concepto de coach deportivo, proponiendo rutinas y animándonos a movernos un poco cuando detecta que hace días que no hacemos deporte. Aunque en realidad, también conviene desmitificar el concepto de deporte en lo que respecta a las apps: se trata de medidores de actividad e incluye también la posibilidad de medir largos paseos o dar una vuelta en bici. Todos los datos se recogen en la nube y aprovechan también el elemento social para rivalizar con los seguidores y de esta manera animarnos a salir a la calle.

La mayoría son servicios 'freemium, o lo que es lo mismo, gratuitos en lo fundamental, pero con opción a ser de pago en funciones avanzadas

Endomondo: Con más de 20 millones de usuarios es otra de las célebres entre los corredores, aunque a ellos les gusta más calificarse como “tu entrenador personal de bolsillo”. Y no están equivocados. Se trata de un servicio en el cual el usuario establecerá sus objetivos con independencia de la actividad deportiva que vaya a practicar (sí, las caminatas también están incluidas) y a partir de ese momento, Endomondo nos irá motivando para cumplir los objetivos e incluso nos irá arengando de viva voz a medida que vayamos cumpliendo los objetivos. Al igual que el resto de apps, se trata de un servicio freemium, o lo que es lo mismo, gratuito en lo fundamental, pero con opción a ser de pago en funciones avanzadas.

Nike Plus (iOS/Android): “Corre con nosotros” es su lema y lo cierto es que hay que reconocerles el mérito de ser innovadores en su concepto de integrar un hardware específico (en 2006 crearon el concepto Nike+ que unía un iPod con su sensor deportivo), pero fue en 2010 cuando lanzaron su app deportiva que funcionaba de forma independiente de cualquier sensor, aprovechando el acelerómetro del móvil. Destaca fundamentalmente por su cuidado diseño y una estética que permite una lectura rapidísima de la evolución de las actividades. Tanto es así, que Apple siempre ha destacado su esfuerzo e incluso llegó a fichar a alguno de sus empleados estrella para incorporarse al equipo de diseño de los de Cupertino.

Más información