Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

WhatsApp quiere compartir información con Facebook

Un programador español descubre que tomará datos de usuario en la próxima versión de Android

Imagen de los dispositivos de Facebook yWhatsApp en el móvil Ángel Plascencia

Javier Santos (Sevilla, 1995), un programador sevillano experto en Android, ha desmenuzado la versión preliminar que pronto será oficial de WhatsApp y ha encontrado que los usuarios de la aplicación de mensajería compartirán datos con Facebook. Las versiones beta, como se denominan en el argot, sirven para que la comunidad más avanzada busque fallos y se ofrezca opinión sobre cómo mejorar. De facto, suele ser la antesala del modelo final.

Santos, estudiante de Ingeniería Informática, explica por teléfono cómo el pasado viernes encontró esta nueva característica de WhatsApp: "Me limité a trastear un poco con la última beta, ellos mismos la han puesto en su web. En Android siempre hay un archivo en el que se muestran todas las pantallas. Un comando en la consola permite mostrarlo. Encontré algo distinto de las versiones anteriores. Era eso, la conexión con Facebook".

Ni WhatsApp ni Facebook se han puesto en contacto con él. Tampoco han contestado a EL PAÍS sobre esta próxima opción.

Hace casi dos años, Facebook anunció la compra de WhatsApp por 19.000 millones de dólares. No se veía una curva de adquisición de usuarios tan pronunciada desde que Mark Zuckerberg crease su red social. Ese fue el argumento de compra, proveer de un servicio que genera una gran fidelidad. A la vez, costó mucho entender que Facebook no quisiera saber más de cada uno de los perfiles por más que insistió en que la aplicación del polémico Jan Koum se mantendría al margen.

Javier Santos, desarrolladores de aplicaciones para Android.

Antes de pasar a manos de Facebook, su creador, extrabajador de Yahoo, proclamó su rechazo a la publicidad como modelo de negocio. En una entrevista en mayo de 2013 subrayaba esa idea: “No queremos ser red social ni sitio de juegos ni soporte publicitario”. Una clara referencia a Facebook y su entonces máximo competidor, Line.

La semana pasada anunciaron que WhatsApp pasará a ser gratis para todos los clientes. La aplicación pasará a dar acceso a organizaciones y empresas para comunicarse con los clientes. En su blog lo justifican: “Empezando este año, realizaremos pruebas con herramientas que te permitirán comunicarte con negocios y organizaciones que tú elijas. Esto puede significar la comunicación con tu banco sobre una posible transacción fraudulenta, o quizás con una aerolínea para informarte sobre el retraso de un vuelo. Sabemos que en la actualidad recibes toda esa información bien sea a través de mensajes de texto o llamadas telefónicas, y es por ello que nuestras nuevas herramientas te ayudarán a realizar todo esto en un solo lugar usando WhatsApp”.

Algo que, de nuevo, confronta con lo defendido durante el encuentro en su modesta sede de Mountain View: “Nosotros queremos que nuestros usuarios sean nuestros clientes, no que ellos sean el producto con el que se hace negocio. Así estamos obligados a mejorar, escucharlos y mantener la calidad. Sinceramente, terminé muy harto del mundo de los anuncios en mi trabajo anterior. No quiero saber nada de eso. Pensamos que un dólar al año tanto en iPhone como en Android es un precio justo”.

Un mes después de pasar a formar parte del imperio Facebook, Koum salió en defensa de la decisión proclamando su independencia: "El respeto por vuestra privacidad está dentro de nuestro ADN, e hicimos WhatsApp con el propósito de saber de vosotros lo menos posible: No nos tenéis que dar ni el nombre, tampoco se pide el email. No sabemos cuándo es tu cumpleaños. Ni la dirección de casa. No tenemos idea de dónde trabajas, ni de las cosas que te gustan, lo que buscas en internet o los datos de tu GPS. Nunca hemos tomado alguno de esos datos ni los hemos almacenado en WhatsApp. Y, de verdad, no pensamos cambiarlo",

Santos ha publicado en Google+, la red social de Google, una serie de imágenes que demuestran las intenciones de Facebook. Hasta la fecha, el perfil de WhatsApp estaba asociado a un número de teléfono, pero no a un perfil de Facebook y tampoco a una cuenta de correo electrónico. En la controvertida novedad, explican su uso: “Compartir los datos de mi cuenta de WhatsApp con Facebook para mejorar mi experiencia en Facebook”. WhatsApp está a punto de superar 1.000 millones de usuarios activos.

Más información