COMERCIO ELECTRÓNICO

Facebook e Instagram prohibirán la venta de armas en sus páginas

La medida, que impedirá las operaciones entre partículares de armas sin licencia, llega tras la presión de Obama para reforzar el control sobre quién accede al armamento

Los intermediarios con licencia sí podrán seguir vendiendo armas en Facebook. SHWAN MOHAMMED AFP / Reuters-LIVE!

La venta de armas por Internet en Estados Unidos tiene un obstáculo nuevo: la red social Facebook ha anunciado que, desde el viernes, prohíbe el uso de su página, así como el de Instagram, su plataforma para compartir fotos, para este tipo de transacciones entre particulares. La medida supone un paso más para Facebook, que desde hace dos años limitaba ya el uso que se hacía de sus redes para la venta de armas. Responde además a las presiones del Gobierno de Barack Obama y de grupos a favor de mayores controles sobre el acceso a armamento, como la organización Everytown.

Aunque Facebook e Instagram no permiten realizar ventas directas, en los últimos años sus redes eran cada vez más utilizadas tanto por empresas de armas como por personas privadas para anunciar sus productos y propiciar los contactos que permitieran completar las transacciones. Desde 2014, la plataforma social prohibía ya expresamente que los particulares incluyeran notificaciones como la de que “no se requiere un control de antecedentes” para la venta de armas.

A partir de ahora, la prohibición se amplía hasta impedir “que la gente use Facebook para ofrecer y coordinar ventas privadas de armas de fuego”, según dijo un portavoz de la compañía a EL PAÍS en un correo electrónico. La prohibición no se extiende sin embargo a los vendedores con licencia de armas, que podrán seguir usando Facebook e Instagram para publicitar sus productos, siempre que la venta final se realice fuera de estas plataformas, precisa la empresa, que de este modo aplica desde ya a las armas las mismas prohibiciones que ya regían para la venta de marihuana, medicinas y drogas ilegales en sus redes.

Más allá de aludir a la necesidad de “actualizar” sus políticas y prácticas conforme evoluciona y se amplía el uso de las redes sociales en cada vez más ámbitos, Facebook no hace referencia alguna a cuestiones políticas para este cambio en su reglamento.

Pero el momento elegido no es casual: hace menos de un mes, el presidente estadounidense, Barack Obama, lanzó una nueva ofensiva para tratar de controlar mínimamente la violencia de las armas. En el núcleo de la nueva tanda de acciones ejecutivas que dictó, hay medidas que dificultan la venta de armas por Internet, una de las principales lagunas que aprovechan muchos individuos que no pueden comprar —por antecedentes penales o un historial de problemas mentales— un arma en una tienda con licencia. Unas horas antes del anuncio de Facebook, la noche del viernes, la organización Everytown for Gun Safety, que surgió tras la matanza de 20 niños y seis adultos en Newtown, Connecticut, en diciembre de 2012, había publicado un informe demostrando que las plataformas digitales, Facebook entre ellas, propician el comercio no regulado de armas en el Estado de Nevada. Everytown celebró como una “victoria” la decisión de Facebook.