Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un ‘smartphone’ pequeño solo en el nombre

El Axon Mini de la firma china ZTE sale a la venta el 16 de febrero por menos de 400 euros. Incorpora un escáner de iris, huella digital y pantalla con reconocimiento de la presión

¿Cómo diferenciarse en el mercado de los smartphones si cada vez hay más marcas y modelos? ZTE lo hace incluyendo medidas extra de seguridad en su nuevo terminal de gama media Axon Mini. Además, es uno de los primeros modelos Android capaz de reconocer la presión que se realiza sobre su pantalla. 

La pantalla sensible a la presión puede utilizarse como báscula para pequeños objetos

Cuestión de presión

En este caso, lo hace gracias a la tecnología Force Touch: un sistema que emplea los diferentes niveles de presión que se realizan sobre su superficie para aportar funciones adicionales. Todavía tiene una capacidad limitada y funciona exclusivamente en las apps preinstaladas: una presión sobre el icono de una app despliega un menú con accesos directos. Por ejemplo, al pulsar sobre Galería se pueden ver las imágenes en una presentación de diapositivas, en Música buscar una canción concreta, en Notas crear una nueva o en Mensajes ver los que siguen sin leer. Además, y según afirma ZTE, la pantalla sensible a la presión del Axon Mini puede utilizarse como báscula para pequeños objetos con un margen de error de un gramo, siempre que se cuente con la app adecuada.

También proporciona aplicaciones en el campo del entretenimiento: la presión varía el volumen al tocar el piano en la app Perfect Piano (incluida) y podría hacer lo mismo con otros ejemplos similares, así como conseguir que un coche acelere más rápido en un juego de carreras.

Huella, voz y ojo

Esta capacidad de la pantalla se ha aprovechado para mejorar la seguridad del teléfono, un aspecto que se ha cuidado mucho en el caso del ZTE Axon Mini. Así, al desbloquear el terminal con una combinación numérica, es posible asignar a cada uno de los números de la clave una presión determinada. Será necesario introducirlos respetando esa combinación para que se reconozca como correcta.

Como complemento, además, incorpora un sistema de reconocimiento de huella dactilar, otro de voz y, por último, uno que recurre al patrón del ojo. Cuando se utiliza la huella, su funcionamiento es muy similar al de otros dispositivos del mercado: basta con colocar el dedo sobre su superficie capacitiva para que identifique si el usuario tiene permisos, incluso si la pantalla está apagada. Lo que sí es diferente es la ubicación, porque la tendencia es situar este sensor bajo la pantalla y en este caso está en la parte trasera, bajo la cámara, siendo accesible cómodamente con el dedo índice. El desbloqueo por voz, por otro lado, funciona al elegir una frase clave personalizada (son necesarias un mínimo de dos palabras).

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Opciones de seguridad

- Calidad de la pantalla

Lo peor:

- Diseño

- Personalización del sistema operativo

Por último, la opción más llamativa es el escáner de retina. Funciona únicamente para acceder al espacio privado de la app Mi-Assistant, donde se almacenan contraseñas, contactos y fotos personales. La configuración es igual de sencilla que en los casos anteriores y funciona de forma fluida, incluso cuando se usa con gafas. Pese a ello, por el momento no termina de resultar una opción práctica para el día a día, ya que hay que acercarse bastante el terminal a la cara.

Mini, pero con 5,2 pulgadas

Otro de sus puntos fuertes es la calidad y el tamaño de su pantalla. Sus 5,2 pulgadas se encuentra en línea con las tendencias de los últimos meses (y hay que recordar que es solo la versión Mini) y recurre a la tecnología AMOLED para ofrecer imágenes definidas, con buen contraste y colores vivos. Posee resolución Full HD, lo que ayuda a mejorar las sensaciones durante la reproducción de contenidos multimedia, y ofrece unos buenos ángulos de visión. El acabado de la pantalla sorprende positivamente gracias a unos bordes curvados que se integran a la perfección en la carcasa.

La competencia

- Honor 5x

- HTC One A9

- Nexus 5x

- Huawei G8

Quizá el apartado más flojo sea su diseño, por lo arriesgado. Ha recurrido a una carcasa fabricada en una aleación de aluminio y titanio utilizado en la industria aeronáutica (por ejemplo en las alas del Boeing 787), que otorga una buena calidad de construcción. Las sensaciones se complican con el color, un dorado cobrizo y, sobre todo, con dos franjas rugosas en la parte superior e inferior de la carcasa trasera que imitan la piel y rompen con la estética general del dispositivo. Por lo demás, es bastante delgado y ligero: resulta muy cómodo de usar.

La cámara principal, con una resolución de 13 megapíxeles y flash LED, se controla desde una app con bastantes opciones: un modo manual con el que se obtienen los mejores resultados, captura HDR y panorámica, y un modo "belleza" que aclara la piel y retira las arrugas del rostro. Esta opción no puede ajustarse en diferentes niveles y a veces puede resultar artificial. En líneas generales, las capturas resultantes son aceptables con buenas condiciones lumínicas, y proporciona colores bastante realistas; ahora bien, las escenas más oscuras presentan más problemas. Esta cámara graba con calidad Full HD, incluso en formato timelapse o con el modo belleza activo.

Por su parte, la cámara delantera ofrece 8 megapíxeles, que se sitúan algo por encima de lo habitual entre los smartphones de gama media. Destaca durante las videoconferencias, porque se complementa con un micrófono dual que reduce el ruido ambiente. En lo que a sonido se refiere, el teléfono dispone, además, de dos altavoces y un chip de sonido que mejora la calidad durante la reproducción de archivos en formato FLAC.

Sistema personalizado

En su interior, el ZTE Axon Mini posee un procesador de ocho núcleos, 3 Gb de RAM y una capacidad interna de 32 Gb ampliable hasta 128 Gb a través de una tarjeta microSD. El funcionamiento general es fluido y su batería aguanta el día sin apuros, aunque el sistema operativo no ayude. Y es que, aunque funciona con Android 5.1, cuenta con una importante capa de personalización llamada MiFavor UI 3.2. Su estética es elegante y algunas de sus funciones muy interesantes, aunque en líneas generales es algo pesada y organiza las opciones de una forma poco intuitiva. Un ejemplo: los ajustes de seguridad están distribuidos en varias aplicaciones o pestañas, de tal manera que resulta complicado localizar su ubicación exacta.

Nota y veredicto

Calidad-precio: 4 sobre 5

Diseño: 3 sobre 5

Innovación: 4 sobre 5

Manejo: 3 sobre 5

Extras: 4 sobre 5

Veredicto: Neutro.

Esta versión personalizada prescinde de los botones físicos o capacitivos característicos de Android y, por eso, recurre al software para mostrarlos. Es curiosa su capacidad para ocultarlos y volver a habilitarlos con sólo deslizar el dedo desde la parte inferior de la pantalla. Además, ofrece la posibilidad de configurar una serie de gestos y giros del teléfono para activar algunas funciones: agitar el terminal para activar la linterna, hacer o responder una llamada sólo llevándolo a la oreja, ponerlo boca abajo para silenciarlo, cerrar una app deslizando tres dedos hacia abajo o cambiar de aplicación moviéndolos hacia un lateral.

¿Otro móvil chino?

ZTE es una marca china y con este smartphone busca distanciarse de la imagen de calidad limitada que pueden transmitir algunos productos procedentes del país asiático, así como de algunas de las quejas de los usuarios, como los problemas con la garantía. Por eso, la firma hace hincapié en que este dispositivo dispone de todas las licencias y homologaciones exigidas por los procesos de calidad de la Unión Europea, a lo que ZTE añade soporte técnico 24 horas en España.

Ficha técnica

389 euros (http://zte.es

Pantalla: 5,2″ AMOLED Full HD con Force Touch

Procesador: Qualcomm Snapdragon 616 (MSM8939) de 8 núcleos a 1,5 GHz con arquitectura de 64 bits; GPU Adreno 405 550MHz

Memoria RAM: 3 Gb DDR3

Almacenamiento: 32 Gb ampliables por microSD hasta 128 Gb

Cámara: 13 megapíxeles con sensor Samsung 3M2, flash LED, enfoque automático, apertura de ƒ/2.2 y grabación vídeo Full HD; 8 megapíxeles con apertura de ƒ/2.2, ángulo de visión de 84 grados y grabación vídeo HD

Batería: 2.800 mAh

Sistema operativo: Android 5.1 Lollipop con capa MiFavor 3.2 UI

Tamaño: 145,5 x 70 x 7,9 mm

Peso: 132 g

Red: 4G LTE

Conectividad: wifi 802.11 b/g/n/ac, Bluetooth 4.0

Sensores: Luz Ambiente, proximidad, acelerómetro, eCompass, hall Sensor, giroscopio, huella dactilar

Otros: Dual microSIM, microUSB

Más información